La alcaldesa de Lima, , envió un comunicado a la prensa en el que detalló que no brindará declaraciones públicas sobre el que enfrenta cuando se encuentre desarrollando actividades en su condición de alcaldesa y que utilizan recursos del Estado.

La decisión fue tomada por no existir "garantías por parte de las autoridades electorales de que puedan actuar de manera independiente, objetiva e imparcial", con el fin de evitar que "sigan atentando contra el derecho de la ciudadanía a estar informada" y contra su derecho [de Villarán] a expresarse libremente.

Villarán, asimismo, calificó de "arbitrarios" los procesos de investigación que el Jurado Electoral Especial Lima Centro ha iniciado en su contra, debido a que habría violado el Reglamento de Publicidad Estatal en periodo electoral, motivo por el que podría pagar una multa personal de hasta S/.365,000 (100 UIT).

Son salvajesDurante su participación en la misa en conmemoración por el bautizo de Jesús, en la Catedral de Lima, la alcaldesa calificó de ataque "deliberado" a su gestión la quema de juegos infantiles en el distrito de San Martin de Porres.

"Mi más profundo rechazo por lo que se ha comprobado ha sido un acto deliberado de salvajismo contra juegos infantiles […] Pido el máximo peso de la ley sobre quienes destruyen la propiedad pública", expresó Villarán.

Tampoco dejó de responder sobre las referencias discriminatorias que un diario local hiciera sobre los orígenes andinos del expresidente Alejandro Toledo. La funcionaria dijo que dicho acto es "inaceptable" por utilizar términos "terriblemente racistas".

"Es un hecho que yo repudio y me he comprometido en seguir luchando por un país sin discriminaciones", manifestó a la prensa.