La última semana de noviembre será una que no olvidará el expresidente Alberto Fujimori, ya que el lunes comenzó con el anuncio de la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema, encabezada por Javier Villa Stein, de para que se revise su condena de 25 años de cárcel por los crímenes de Barrios Altos y La Cantuta.

Y siguiendo con las negativas desde el Poder Judicial, el martes se conoció de parte del entonces procurador anticorrupción, Christian Salas, que de acuerdo a la normativa penal, el ex asesor de campaña del nacionalismo, , estaría impedido de obtener beneficios a cambio de información por ser sindicado de liderar una red de tráfico de influencias.

En paralelo, el jefe de Estado, Ollanta Humala, con las presuntas actividades ilícitas que habría cometido su ex asesor Martín Belaunde Lossio en el gobierno regional del Cusco.

Volviendo al caso del expresidente Fujimori, la congresista fujimorista Leyla Chihuán anunció que iba a presentar un para que Alberto Fujimori cumpla su condena con arresto domiciliario.

La propuesta fue preparada por el abogado del exjefe de Estado y su principal objetivo era beneficiar a los adultos mayores con problemas de salud que cumplen condena.

Sin embargo, la idea no prosperó ya que al día siguiente la misma congresista desistió de presentar el proyecto pues, según dijo, no recibió el .

Por su parte, el presidente del Partido Popular Cristiano (PPC), , descartó que su agrupación forme alianzas electorales con el fujimorismo, el Partido Aprista Peruano (APRA), o con el excandidato presidencial Pedro Pablo Kuczynski, con miras a los comicios del 2016.

El dirigente calificó de "delirante" afirmar que, en su calidad de presidente del PPC, estaría buscando acercamientos políticos para una negociación electoral con la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori.

Ya el jueves, la congresista de Fuerza Popular, Karla Schaefer, sorprendió a todos afirmando que es muy probable que el presidente Ollanta Humala antes de finalizar su gobierno.

Y como para cerrar la semana de una forma polémica, el ministro del Ambiente, Manuel Pulgar Vidal y el economista Hernando de Soto, volvieron a tener un cruce de palabras a causa del proceso de formalización que el Gobierno dirige hacia los mineros artesanales e informales.

Pulgar Vidal acusó a De Soto de de los mineros informales en zonas de propiedad privada.

"Su propuesta es absolutamente peligrosa para el país. Está promoviendo las invasiones y rompiendo la seguridad jurídica del país y eso los peruanos no podemos aceptarlo", agregó.