El presidente del Consejo de Ministros, , descartó cualquier intento de golpe de Estado y calificó de irresponsable a y autoridades que hacen caso a este tipo de rumores.

"El gobierno del presidente Humala, desde el primer día, ha cumplido con la Constitución y la ley. Es irresponsable hacer caso de rumores sin sustento", afirmó el premier, tras participar en la inspección de las obras del Centro de Convenciones de San Borja.

Esta tarde, el primer ministro señaló que lo único que genera este tipo de reuniones es una inestabilidad política y jurídica en el país.

"No hay razón alguna para pensar que hay golpe de Estado, conspiración o complot", manifestó.

Asimismo, pidió "ponderación" a los medios de comunicación, al momento de emitir información sensible como un posible golpe de Estado o supuestas cortinas de humo.

En diálogo con la prensa, Pedro Cateriano descartó que la 'orden de inamovilidad' en el Ejército Peruano, convocado el pasado jueves, no fue parte de una cortina de humo pues, finalmente, se detectó que los oficiales suboficiales estarían involucrados en el tráfico ilegal de granadas.

Caso Leiva y otrosEl titular de la PCM, Pedro Cateriano, evitó pronunciarse sobre "casos judiciales" como la investigación que se le sigue a la primera dama por lavado de activos o el caso de sus 'agendas'.

También descartó cualquier tipo de presión para el despido de la periodista* Milagros Leiva*, recientemente separada de Canal N y América Televisión por haber pagado US$ 30,000 a Martín Belaunde Lossio por una entrevista y supuestos documentos contra el actual Gobierno.

"Discrepo con el presidente del Congreso, que insinuó que había presión en el caso Milagros Leiva. A la señora (Clara Elvira) Ospina la habré visto de tres a cuatro veces, nada más", señaó.

Sobre el pago de dinero, Pedro Cateriano sí opinó y afirmó que "en un sistema democrático, el fino no justifica los medios" y que el caso de Milagros Leiva no es comparable con los vladivideos de Montesinos.

"No tenemos que alterarnos y deslizar acusaciones graves", señaló Pedro Cateriano, luego que la periodista señalara que la misma Nadine Heredia pidió su "cabeza" a la casa editora en la que trabajaba.