Tras revelarse el presunto que habrían realizado tres oficiales de la Marina de Guerra a favor de Chile, el ministro de Defensa, , sostuvo que de comprobarse este delito se afectaría las relaciones con dicho país.

"No me quiero adelantar, pero naturalmente si existiese una situación así obviamente se tendrían que pedir las explicaciones del caso. Es un hecho de suma gravedad que afectaría la entre Perú y Chile", señaló en conferencia de prensa.

Según el reportaje emitido por América Televisión, se trataría del analista de inteligencia Alfredo Marino Domínguez Raffo y el operador Johnny Richard Philco Borja. Ambos purgan prisión militar desde octubre del año pasado. Son procesados por los delitos de traición a la Patria, desobediencia e infidencia. Podrían recibir hasta 25 años de condena.

Los mencionados militares habrían sido contactados por supuestos empresarios italianos, quienes les pagaban por sus informes. No obstante, dichos italianos serían en realidad agentes de la Marina de Chile.

Bajo este contexto, el ministro Cateriano aseguró aún no existe comunicación oficial con el Gobierno de . Sin embargo, los movimientos migratorios de los involucrados serían una prueba que sí existió espionaje. "Es vergonzoso", dijo.

Cateriano también reveló que hay un tercer oficial involucrado. Sería el oficial de apellido Gonzales, quien desde el 2010 y 2012 habría incurrido en espionaje. "Son hechos acontecidos durante la administración pasada que abarca, en dos casos, parte del actual Gobierno", precisó.

Asimismo, exhortó al fuero militar establecer a la brevedad "las responsabilidad si las hubiera".