(Agencias).- Unos 190 países se encontraban en una encrucijada esta tarde sobre cómo combatir el calentamiento global, en el último día de la en Lima, ensombreciendo las perspectivas de una reunión clave en París () el próximo año.

Las negociaciones, que comenzaron el 1 de diciembre con esperanza por el acuerdo logrado entre sobre emisiones, se centró en el alcance de los compromisos que los países harán el próximo año para abordar el calentamiento global.

Las opciones discutidas en Lima iban desde obligar a los países a publicar un impreciso esquema de sus planes de carbono en un sitio de la hasta que todas las naciones suministren proyecciones detalladas en toneladas de emisiones de gas invernadero que serán analizadas por expertos.

se muestra favorable a una revisión pero no insiste en que los países deberían estar dispuestos a reforzar sus planes si son cuestionados. La y muchas naciones en desarrollo quieren informes detallados para todos y análisis firmes.

"Hemos acordado hallar el equilibrio entre las varias opciones", dijo la ministra alemana de Medio Ambiente, Barbara Hendriks.

Las promesas, con un plazo informal del 31 de marzo del 2015, serían las bases de un acuerdo global que se firmará en París en diciembre del año que viene y supondrían un avance para revertir las crecientes emisiones de gases efecto invernadero.

Samantha Smith, del grupo de conservación Fondo Mundial para la Naturaleza (), dijo que existía un creciente riesgo a que se tomen acciones poco sólidas ya que el acuerdo de París comenzará a regir recién en el 2020.

"Los líderes que están a cargo hoy no serán hechos responsables", dijo Smith.La organización Oxfam emitió un comunicado en la misma línea.

"Aún no hay señal de cuándo va a terminar la COP 20. A lo largo de la mañana, las partes expresaron sus opiniones en borrador de siete páginas distribuido ayer por la noche (…) En su mayoría ofrecieron comentarios que excavaron sus posiciones atrincheradas en los temas. e India continuaron empujando hacia atrás las disposiciones que permitan al mundo juzgar la idoneidad de las INDC", indicó.

"El estado actual del juego es que probablemente el resultado sea muy débil. Propuestas para crear una hoja de ruta para alcanzar los han sido diluidas a simplemente "invitar" a los países desarrollados a proveer información adicional sobre este objetivo", expresó.