El ministro australiano para el Medio Ambiente, , visitó Lima con el fin de informar a sus contrapartes sobre los esfuerzos que realiza su país para la protección de la Gran Barrera de Coral, así como conocer las políticas de conservación del Patrimonio cultural y natural peruano.

Esta es la cuarta visita ministerial que realiza al Perú en los últimos tres meses.

El ministro Hunt se reunió con la ministra de Cultura, , y recorrió el centro histórico de la capital acompañado por representantes del World Monuments Fund (WMF), organización encabezada por el reconocido fotógrafo peruano . La delegación también visitó el Convento de San Francisco.

En otro momento, Hunt se reunió con el viceministro peruano de Desarrollo Estratégico de los Recursos Naturales del Ministerio del Ambiente, , y realizó una visita al museo Larco en el distrito de Pueblo Libre.

Cabe recordar que el Museo Larco fue uno de los 10 museos peruanos que prestaron piezas precolombinas para la primera exhibición de arte inca y pre-inca realizada en Australia en diciembre del 2013, la cual tuvo más de 160,000 visitas; convirtiéndola en una de las exhibiciones más exitosas organizada por la Galería Nacional de Australia en los últimos diez años.

Durante sus reuniones con los funcionarios peruanos, el ministro Hunt informó sobre el compromiso de Australia de proteger la Gran Barrera de Coral para las futuras generaciones.

Hunt explicó cómo Australia ha respondido para mejorar la gestión de la Gran Barrera de Coral, incluyendo la prohibición a los desechos de excavaciones en el puerto del parque marino, reduciendo los planes de desechos de dragas de cinco a cero.

También ha destinado importantes recursos para proteger el arrecife con un proyecto de inversión de 2 billones de dólares australianos para los próximos diez años. Los últimos estudios también muestran una mejora en la calidad del agua, reduciendo sedimento, nutrientes y nitrógeno que se deslizan dentro del arrecife.

La Gran Barrera de Coral, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1981, alberga 3,000 arrecifes de coral y 1050 islas en un área de 348,000 kilómetros cuadrados.