Ante los conflictos que se registran entre comunidades nativas de Loreto y la empresa , el ministro del Interior, Walter Albán, indicó que dispuso la intervención de la Policía como una medida complementaria para buscar una solución en la zona.

El lunes se registró el bloqueo de carreteras aledañas del , que es operado por dicha compañía, que vía comunicado señaló que se pierden 9,500 barriles de crudo diarios.

En ese sentido, Albán sostuvo que está coordinando con sus colegas del Gabinete, a fin tranquilizar la situación. Precisó que ya estableció el diálogo en la zona.

"El (conflicto) tiene antecedentes y es parte de un proceso (…) es importante considerar todos los aspectos involucrados, tratándose de un tema que tiene un trasfondo social muy delicado", indicó en conferencia de prensa.