Lima (Reuters).- El presidente prepara la segunda gran purga policial de su mandato, que considera la baja de hasta unos 600 oficiales, tras un escándalo de corrupción que salpicó al Gobierno y a las fuerzas armadas.

El ministro de Interior, Walter Albán, dijo el viernes que los relevos policiales están en proceso y que la medida es parte de un esfuerzo del Gobierno para luchar contra la corrupción.

Humala encaró a mediados de noviembre un escándalo tras revelarse que policías habían protegido de manera indebida y durante 18 meses, la residencia del exoperador de Vladimiro Montesinos, .

El caso provocó la renuncia del entonces ministro de Interior y la destitución de seis mandos policiales, además de una baja de la popularidad de Humala, un militar retirado, a su peor nivel en lo que va de mandato, un 25 por ciento.

Albán, quien asumió la cartera el mes pasado, dijo que el relevo de 600 oficiales de la policía no es una cifra "exagerada", pero dijo que la lista completa se conocerá en los próximos días.

"De todas maneras, fíjense, estamos hablando de una institución que tiene cerca de 110,000 efectivos; entonces si se habla de 600 (bajas), no creo, visto a groso modo, que esto sea un número exagerado", dijo el ministro a periodistas.