La Contraloría General de la República inició el miércoles 7 de mayo un "nuevo examen especial" a la , dependiente del Ministerio del Interior, "a fin de verificar presuntas irregularidades en el manejo de los bienes y recursos que administra" esa entidad.

En un comunicado de prensa, la Contraloría especifica que "la auditoría está abarcando el presunto , supuesta entrega irregular de premios no reclamados a beneficiarios con determinada filiación política, uso de dinero proveniente de premios no reclamados para para trabajadores del Onagi, así como el presunto pago irregular de vacaciones no gozadas y truncas a la ex jefa de la Onagi en el 2013".

También dice que se están adoptando acciones para investigar los criterios que se usaron en la designación de los gobernadores y tenientes gobernadores.

En el examen especial al que fue sometido el Onagi en el 2013, la Contraloría afirma que detectó "debilidades en el que fueron comunicadas oportunamente a la entidad para que adopten las medidas correctivas del caso" y "advirtió que los premios no reclamados, adjudicados y entregados a diversos beneficiarios, no contaban con todo el sustento documentario, lo que limitó la revisión y verificación de información".