Desde Andahuaylas, el presidente defendió el proyecto minero Las Bambas y a la empresa operadora de los dirigentes locales que amenaza con retomar el paro.

Esta semana, las comunidades campesinas del Challhuahuacho, Cotabamba, exigieron el establecimiento de una mesa de diálogo con las principales autoridades de la región y la PCM.

Ellos afirman que no cumple con todos los acuerdos asumidos por su antecesora Xstrata Glencore. Exigen el cese de la contaminación del río Challhuahuacho, el 10% de las utilidades para un fondo social, mayores oportunidades laborales para la población local y un trato justo a las comunidades campesinas.

" tiene el proyecto Las Bambas y la empresa tiene que trabajar con las comunidades pero no podemos (permitir) que dirigente irresponsables presionen a la empresas para tratar de sacarle más cosas cuando la empresa está actuando con responsabilidad. Este proyecto va a elevar tremendamente los ingresos de Apurímac", indicó el mandatario.

Las comunidades campesinas realizaron un paro de 72 horas, incluso retuvieron a algunos trabajadores de la compañía. Aseguran que extenderán las medidas de fuerza si no se cumplen sus reclamos.

El presidente afirmó que los alcaldes, elegidos por el pueblo, son los llamados a asumir el liderazgo y no los líderes de colectivos.

"Hay que hacer un trabajo con las comunidades. Necesitamos que los proyectos sean desarrollados por parte de la empresa, y también de parte de los dirigentes. Es momento de reflexionar qué queremos lograr como región. Invoco a los dirigentes a trabajar con responsabilidad", manifestó Humala.

El mandatario participó en la inauguración de la obra de rehabilitación y mejora de carretera Ayacucho-Abancay. El tramo de más de 74 kilómetros implicó una inversión de S/. 450 millones.