El presidente Ollanta Humala estuvo en Cerro de Pasco para inaugurar obras de agua potable y alcantarillado, pero aprovechó para hablar sobre los programas sociales de su gobierno, luego de que la exprimera dama Pilar Nores, indicara que estos no combaten la desnutrición.

Así, el mandatario salió una vez más en defensa del , y atribuyó que los ataques en su contra por los casos de niños intoxicados tras haber consumido raciones en mal estado, responden a críticas "malintencionadas".

"Tenemos que consolidar Qali Warma para darle alimentación a nuestros hijos. Allá esos grupos de interés económico que siente que han perdido la mamadera con el antiguo Pronaa. Allá esos grupos que se hicieron millonarios con la corrupción, el clientelismo y la 'carnetización' de programas sociales", dijo.

El mandatario dijo también "el hambre y la lucha contra la desnutrición crónica no se puede politizar", a diferencia de otros "gobiernos de turno".

"Por eso estamos avanzando la política de inclusión social. No solamente los programas donde los gobiernos de turno metían a gente del partido, con carnet en la mano, para luego explotar a los beneficiarios del programa para que le hagan la portátil al presidente, al gobierno", finalizó.