Módulos Temas Día

opinión

Editorial: Afectando la confianza

Editorial de Gestión. "Cada vez es mayor la percepción de que las decisiones se toman en función a las protestas”.

Martín Vizcarra

(Foto: USI)

(Foto: USI)

(Foto: USI)

CONTRATOS. Hoy, el presidente Martín Vizcarra cumple dos meses en el cargo, y en este corto periodo los diferentes gremios empresariales se han pronunciado oficialmente en tres ocasiones para llamar la atención sobre algunas medidas adoptadas por el Ejecutivo que pueden poner en riesgo la estabilidad jurídica tan necesaria para generar la confianza que requieren los inversionistas.

El último caso es la decisión del Ministerio de Energía y Minas (Minem) de derogar los decretos supremos que autorizaban la firma de cinco contratos de exploración y explotación de hidrocarburos en el mar del norte y que fueron aprobados, el último día de su mandato, por el expresidente Kuczynski.

El argumento usado para derogar los decretos es que estos proyectos de inversión estaban generando una reacción adversa en la población por la falta de información ya que no hubo una consulta previa. Se afirma que se han dejado sin efecto solo para que Perupetro lleve a cabo un proceso de consulta ciudadana sobre la inversión en esos cinco lotes offshore.

Sin embargo, para los gremios empresariales, la decisión del Gobierno genera incertidumbre y da un mensaje adverso a la inversión y a la seguridad jurídica. Tratando de calmar las aguas, el premier César Villanueva dice que no se oponen a la inversión privada, pero que el Estado quiere inversiones que se desarrollen en paz y que respetará los contratos, pero solo aquellos que empiecen bien.

Es cierto que el Estado debe velar tanto por las inversiones privadas como por el bienestar de las poblaciones, pero si, según todos los informes de Contraloría, el proceso que termino en la dación de los decretos de urgencia cumplió con la ley y no se encontraron irregularidades ¿por qué la respuesta del Gobierno fue la derogatoria?

Los decretos solo autorizaban al Gobierno a firmar los contratos, pero estos aún no estaban firmados, ¿no era posible informar a la población sin necesidad de derogar los decretos?, sobre todo si se tiene en cuenta que la facultad de conversar con la población estaba en manos de Perupetro.

El Ejecutivo debe cuidar muy bien los pasos que da, pues cada vez es mayor la percepción de que sus decisiones se toman en función a las protestas. Quizás se deba escuchar más al ministro de Economía, que sabe que no se puede contentar a todos. En este caso hubiese sido importante que el presidente Vizcarra conteste directamente las interrogantes en lugar de cederle la posta a su premier.

Leer comentarios ( )

Ir a portada