Módulos Temas Día

BBVA Research: La deuda soberana en la banca europea

Los intereses de la deuda soberana se contabilizan dentro del margen de intereses, lo que gana relevancia en momentos de bajo crecimiento económico.

BBVA

BBVA

BBVA

Por María Rocamora, economista de la Unidad de Sistemas Financieros de BBVA Research

Los bancos europeos mantienen deuda soberana en sus balances por múltiples razones. En primer lugar, son activos elegibles de cara al cumplimiento con las exigencias de liquidez. Además, pueden ser usados como colateral en los mercados de recompra privados (“repo”) y para obtener fondos del banco central. También son instrumentos esenciales dentro de la gestión del balance bancario y de vencimientos. Con respecto a la rentabilidad bancaria, los intereses de la deuda soberana se contabilizan dentro del margen de intereses, lo que gana relevancia en momentos de bajo crecimiento económico (el efecto “flight to safety” se produce cuando, en épocas de crisis, los bancos incrementan su preferencia por los activos libres de riesgo). No obstante, las ganancias que se pueden obtener actualmente por parte de deuda soberana son limitadas, dado que los rendimientos están en mínimos de diez años en gran parte de los países europeos, situación que se podría prolongar dado el bajo nivel de los tipos oficiales del BCE.

Los bancos europeos mantienen deuda soberana en sus balances por múltiples razones. En primer lugar, son activos elegibles de cara al cumplimiento con las exigencias de liquidez. Además, pueden ser usados como colateral en los mercados de recompra privados (“repo”) y para obtener fondos del banco central. También son instrumentos esenciales dentro de la gestión del balance bancario y de vencimientos. Con respecto a la rentabilidad bancaria, los intereses de la deuda soberana se contabilizan dentro del margen de intereses, lo que gana relevancia en momentos de bajo crecimiento económico (el efecto “flight to safety” se produce cuando, en épocas de crisis, los bancos incrementan su preferencia por los activos libres de riesgo). No obstante, las ganancias que se pueden obtener actualmente por parte de deuda soberana son limitadas, dado que los rendimientos están en mínimos de diez años en gran parte de los países europeos, situación que se podría prolongar dado el bajo nivel de los tipos oficiales del BCE.

En cuanto al volumen de la exposición a la deuda soberana local, en la primera mitad de 2018 se incrementa en un 6% para la muestra considerada. Los sistemas bancarios de la zona euro (core y periféricos) y los de fuera del euro incrementan la exposición al soberano local. De hecho, únicamente cuatro países muestran un descenso en el período (Grecia, Austria, Alemania y Noruega). A pesar de este aumento, desde diciembre de 2017, el peso de la deuda soberana local sobre el total de la cartera soberana de los bancos desciende en tres puntos porcentuales, hasta suponer menos de la mitad del total a junio de 2018. Este descenso es resultado de que, en la primera mitad de 2018, el incremento en la exposición soberana consolidada es superior (9%) al incremento de la exposición soberana local (6%). El hecho de que la exposición de los bancos al soberano local suponga menos de la mitad de la cartera consolidada reduce el riesgo de contagio soberano-nacional (“doom loop”), que se produce fundamentalmente vía exposiciones directas de los bancos al soberano. Por sistemas bancarios, los core y periféricos cuentan con un peso de la deuda local superior a la mitad, mientras que para los de fuera de la zona euro es inferior a la tercera parte. En este sentido, la culminación de la unión bancaria es esencial y, junto con la creación de un “safe asset” a nivel europeo, ayudaría a reducir el nexo soberano-bancario.

A junio de 2018, la exposición al soberano nacional es de un 114% del Tier 1 o capital de primera categoría para la muestra analizada (134% para los sistemas core de la zona euro, 136% para los periféricos y 55% para los de fuera de la zona euro). En todos ellos, la exposición en puntos porcentuales de Tier 1 aumenta en la primera mitad de 2018. A dicha fecha, ocho países cuentan con una exposición mayor al 100% del Tier 1 (Italia, Portugal, España, Bélgica, Finlandia, Francia, Alemania y Holanda). Por tanto, no hay diferencias significativas entre los sistemas bancarios core y los periféricos en torno a la elevada exposición al soberano nacional..

Tags Relacionados:

BBVA Research

deuda soberana

Leer comentarios ( )