Inversores apuestan a que estímulo monetario se extendería en EE.UU.

(Reuters) Muchos operadores creen que la Reserva Federal mantendrá una política expansiva por más tiempo ahora que el ex secretario del Tesoro Lawrence Summers está fuera de la carrera para suceder a Ben Bernanke en la presidencia del banco central estadounidense.

Se consideraba ampliamente que Summers, ex asesor del presidente Barack Obama, podría tener un enfoque más estricto de la inflación que la actual vicepresidenta Janet Yellen, quien ahora es considerada la candidata con más ventaja.

Obama también ha dicho que considera al ex vicepresidente de la FED Donald Kohn para suceder a Bernanke, cuyo segundo periodo termina en enero.

Los operadores ahora ven un 55% de probabilidad de que la tasa sea elevada por primera vez en diciembre del 2014, y un 68% de probabilidad en enero del 2015, según CME Group's Fed Watch, que genera probabilidades sobre la base del precio de los futuros de fondos federales transados en la Bolsa de Chicago.

El viernes, operadores pronosticaban una alta probabilidad de que el primer incremento se produjera en octubre del 2014. El retiro de Summers se produjo ante la creciente oposición dentro del Partido Demócrata de Obama. Ayer, los futuros de las tasas de interés a corto plazo de Estados Unidos subieron mientras los operadores abandonaban las apuestas por Summers y se enfocaban en Yellen, considerada como partidaria de políticas de apoyo.

"Summers era visto por el mercado como alguien que eliminaría la expansión más rápidamente. Estaba dado por sentado", dijo John Brady, director gerente de RJ O'Brien en Chicago.

Prevén una caída del dólarLos estrategas están rebajando sus pronósticos sobre el dólar frente a sus principales pares, señal de que ven pocos beneficios inmediatos por la reducción del estímulo récord de la Reserva Federal que comenzaría ya esta semana. Los analistas redujeron sus estimaciones de fin de año para el billete verde frente al euro, el yen y la libra en un promedio de 1.3% desde que el 22 de mayo el presidente de la FED insinuó por primera vez que se reduciría el programa de compra de bonos del banco central.

TAGS RELACIONADOS