Lima (Andina).- El presidente de la SNI, , proyectó que registraría un crecimiento entre 1.5% y 1.7% este año, resultado que es ligeramente mejor al registrado en 2012.

Sin embargo, estimó que el crecimiento podría ser mayor si se resuelven factores internos que estarían afectando el desempeño industrial del país, como es el caso de ciertas sobrerregulaciones que estarían complicando la velocidad de las inversiones.

Además, confía que la Presidencia del Consejo de Ministros, con la dirección de César Villanueva, mantendrá el crecimiento económico mediante parámetros técnicos y no dudó en sostener que se redoblarán los esfuerzos para combatir la inseguridad.

"Alcanzar estos objetivos reforzará la confianza de los empresarios en el país, lo que impulsará el desarrollo de las inversiones, con la consecuente generación de más puestos de trabajo y una mayor reducción de la pobreza. Por eso resulta importante que todos los sectores apoyen las acciones destinadas al logro de estas metas y que se propongan, en casos necesarios, iniciativas destinadas a corregir distorsiones", puntualizó.

Salazar sostuvo que mientras las inversiones en el país se desarrollen con dinamismo la inclusión social se verá reforzada y se logrará por sí sola.

El ejecutivo aseguró que este proceso hizo que el Perú sea considerado en el mundo como "un milagro", por su capacidad de generar una inclusión de manera muy rápida.

"La inclusión real significa insertar a la persona dentro del mundo económico y social, es decir, dentro de un país en movimiento y en desarrollo, y para eso es necesario mantener inversiones y crecimiento. El Perú se encuentra en ese camino y debemos mantenernos", manifestó al Diario Oficial El Peruano.

En ese sentido, Salazar destacó la labor que desarrolla el Gobierno por intermedio de los programas sociales, aunque, a su entender, lo ideal sería que las personas que se encuentran en estos programas no se queden de manera permanente.

"No quiero decir que estas iniciativas sean canceladas con el tiempo, sino que haya una especie de graduación de los que se encuentran dentro de ellas. Es decir, que los pobres dejen de serlo y se inserten en la sociedad. Ese es el objetivo que persiguen estos programas", refirió.

Agregó que los programas sociales siempre serán necesarios, pues es primordial que el Estado se ocupe de los peruanos que no están incluidos y asegurarse de que se produzca esta graduación.