Luego de cuatro años de elaboración y consultas se pudo publicar el reglamento de la y de Fauna Silvestre, el cual debido a su complejidad fue dividido en cuatro temas Gestión Forestal, Fauna Silvestre, Plantaciones Forestales y Comunidades Campesinas y Nativas, que en común tiene un componente de simplificación administrativa.

"Por ejemplo para todos los productos no maderables antes teníamos que hacer todo un Plan de Manejo, además de contratar a un consultor, tenían que hacerte una inspección ocular cuando solo se trataba de aprovechar algo que simplemente estás recolectando, como la tara o la castaña", comentó la directora ejecutiva del , Fabiola Muñoz, a gestion.pe.

En ese sentido, indicó que teniendo en cuenta el "impacto mínimo" que implica la recolección de especies no maderables al interior de las concesiones forestales es que el Estado decide implementar al "Declaración de Manejo".

"En esta Declaración de Manejo se establecen los requisitos mínimos que tienes que cumplir para poder manejar adecuadamente estas especies y tú, vía Declaración Jurada, firmas esta Declaración de Manejo para presentarla luego al Estado y se aprueba automáticamente", anotó.

Con ello, el operador de una concesión forestal puede trabajar legalmente en el manejo de especies no maderables sin la necesidad de tramitar los procesos establecidos anteriormente y solo se aplica el principio de supervisión posterior.

"Obviamente si el operador trabaja solamente con productos no maderables, esta simplificación es súper buena porque se tendrán rápidamente la aprobación de los Planes de Manejo respectivos y vas a poder trabajar" enfatizó.

En el caso de aquellos productores que busquen realizar aprovechamientos no maderables y maderables al mismo tiempo, pues tendrá que elaborar un Plan de Manejo más completo.

Muñoz mencionó que en esos casos sí los productores deberán presentar al Estado una serie de documentos en el plan y que luego serán evaluados.

"Estamos simplificando los requisitos sobre todo para aquellas actividades que tienen un impacto realmente mínimo como los tema de ecoturismo también, ya que tiene un impacto realmente mínimo y se está potencializando el valor de ese bosque en pie a través de una actividad sostenible", mencionó.

La representante del Serfor indicó que hay trámites administrativos que han visto reducidos sus tiempos de gestión en 75% u 80% a raíz de la publicación del reglamento de la Ley Forestal y de Fauna Silvestre.

"En los casos de la Declaración de Manejo hemos reducido casi el 95% del tiempo", añadió y al mismo tiempo recordó que estos trámites demoraban entre dos meses y un año.

DescuentosEn el caso de las concesiones de aprovechamiento de productos maderables, manifestó que el Estado no solo redujo trámites en este rubro sino que también fijó una serie de incentivos, tales como los descuentos.

"El Estado está promoviendo un manejo integral del territorio, ya que antes si uno quería aprovechar recursos como la madera se tramitaba una concesión forestal maderable, o si se quería aprovechar un recurso como la castaña entonces se debía gestionar una concesión de castaña, pero el Estado no tenía muchos incentivos para que en un solo territorio haya un manejo de varios recursos a la vez", puntualizó.

Por ello, detalló que el reglamento de la Ley Forestal y de Fauna Silvestre establece el otorgamiento de descuentos en el pago por Derecho de Aprovechamiento por el manejo de más de un recurso en el área de una concesión de productos, tales como hongos u orquídeas.

"Hay casos en los cuales si alguien tiene programas de educación en coordinación con las UGEL de las comunidades vinculadas al sector en el que uno está, pues también tienes un descuento. Existen tantas posibilidades de que podrías llegar a pagar cero por Derecho de Aprovechamiento por esta inversión que genera empleo y una dinámica de crecimiento productivo positivo en una región determinada", dijo.

Explicó que lo que deja de recaudar por el pago del Derecho de Aprovechamiento es compensado por el impacto de la generación de empleo, más el pago de impuestos y el desarrollo de productivo en la zona.