Aproximadamente 2,400 estudios científicos recopilados por la Organización Mundial de la Salud () confirman que las radiaciones emitidas por las no afectan la salud de la población, precisó Raúl Pérez-Reyes Espejo, viceministro de Comunicaciones.

Sin embargo, indicó que cuando se presenta una queja por una determinada antena, equipos del son trasladados al lugar para medir las radiaciones y los resultados se entregan a las juntas de propietarios. A la fecha, en ningún caso se ha registrado la superación del mínimo exigido.

El viceministro señaló que es necesario reducir el déficit de antenas de telefonía móvil facilitando su instalación por parte de los gobiernos locales, motivo por el cual un proyecto de ley se encuentra listo para ser debatido en el Congreso.

En tal sentido, expresó su confianza en que la iniciativa legislativa para el fortalecimiento de la expansión de infraestructura en telecomunicaciones será aprobada.

Asimismo, anotó que en el Perú existen actualmente casi 8,000 antenas de telefonía móvil y que en los próximos tres años , a fin que los millones de usuarios a nivel nacional puedan contar con un servicio de mayor calidad.