Alfonso Bustamante Canny
Alfonso Bustamante Canny

Por Luis Hidalgo Suárez

El crecimiento continuo de las agroexportaciones podría detenerse si no se superan algunos problemas. El presidente de Comex, Alfonso Bustamante Canny, confía en que el Gobierno de Vizcarra superará esos riesgos.


Las exportaciones peruanas crecen a buen ritmo desde hace años, tanto las tradicionales (minerales) como las no tradicionales, especialmente las agroexportaciones. ¿Qué se necesita para replicar esto en el resto de la agricultura?

El crecimiento espectacular de las agroexportaciones en los últimos años se debe a que el Perú tiene ventajas competitivas naturales claras, pero a ello hay que añadir predictibilidad, seguridad jurídica, infraestructura, apertura de mercados para nuestros productos (el rol del Senasa ha sido clave en esto) y facilitamiento de trámites.
También ha sido muy importante el régimen de promoción agraria, que permite la flexibilidad laboral. Los factores clave son agua (o, mejor, tierra con agua) y mano de obra.


Grandes proyectos de irrigación que han hecho posible la agroexportación, pero de los que están en proceso algunos tienen problemas. ¿Cuándo saldrán?


Los más avanzados son Majes-Siguas II (40,000 ha) y Chavimochic III (60,000 ha). Toda el área dedicada a la agroexportación hoy abarca 170,000 ha. Es decir, si salen adelante tan solo estas dos irrigaciones casi vamos a duplicar la frontera agrícola para esta actividad.
Pero para poner en valor estas tierras y poner cultivos, se necesita invertir alrededor de US$ 50,000 por cada ha. Por ejemplo, en el caso de Olmos se han invertido unos US$ 1,000 millones para poner en cultivo 20,000 ha (repartidas en unas veinte empresas).


¿Si se sacan adelante los otros proyectos de irrigación pendientes cuál sería el impacto?


Urge asegurar la ejecución de los proyectos de irrigación como Alto Piura (Piura), Chavimochic III (La Libertad), Olmos (Lambayeque), Chinecas (Áncash), Majes-Siguas II (Arequipa). Ello ampliaría la frontera agrícola en más de 200,000 hectáreas, y supondría una inversión de alrededor de US$ 3,500 millones. Con las tierras que ya están habilitadas y los cultivos que ya están instalados las agroexportaciones llegarán a US$ 10,000 millones al 2021. Y con la instalación de las nuevas 200, 000 ha puede volver a duplicarse (a US$ 20,000 mlls.), siete años después.


¿Qué se tiene que hacer para garantizar que estos proyectos de irrigación y otros (Alto Piura, Chinecas) se materialicen?


Un problema por resolver es cómo se evita que, si un concesionario de alguna de estas irrigaciones está implicado en actos de corrupción (Odebrecht en Chavimochic) no pare la obra. Este es un reto para el gobierno actual. Otro problema son los terrenos. Hay mucho traficante de tierras y, por otro lado, los municipios otorgan derechos sobre terrenos que después son reclamados judicialmente. También hay que resolver el problema de la administración del agua, que no es buena.


En el tema de la flexibilidad laboral en el agro hay críticas, al punto que reclamos al respecto han llegado al Departamento de Trabajo de EE. UU. y ellos han pedido al Perú que limite los contratos temporales en la agroexportación y otras actividades…


Algunos políticos y/o académicos desinformados pretenden eliminar la ley de promoción agraria, debido a una supuesta vulneración de los derechos de los trabajadores. Lo cual es totalmente falso, ya que dicha normativa estableció un régimen especial tributario y un marco laboral adecuado a las particularidades de las actividades agrícolas (la agroexportación requiere 10 veces más mano de obra en la época de cosecha, es muy estacional), pero que respeta todos los derechos de los trabajadores: CTS, gratificaciones, seguro social, vacaciones, etcétera. Además, este régimen no solo existe en el Perú sino también en otros países como EE.UU.


Pero la observación de EE. UU. ya está sobre la mesa. ¿Qué hacer?


Tenemos que contestar adecuadamente que no se está violando ningún derecho laboral y que se está en línea con las obligaciones adoptadas en el tratado de libre comercio (TLC) con EE.UU. El sector perdería muchísimo si se elimina un régimen promotor de inversiones y generador de empleo formal, como el de promoción agraria.


¿Cuándo vence este régimen? ¿Cree que el Gobierno va a defender este esquema?

Vence en el 2021 y es importante prorrogarlo, ya que de lo contrario la inversión se puede retraer. El Gobierno está solicitando facultades para legislar sobre este régimen, así que confiamos en que sí lo prorrogará.


¿Yendo a temas de la coyuntura, cómo ve el incremento del ISC a diversos productos, entre ellos los combustibles, considerando que hay que cerrar el déficit fiscal que se estaba incrementando?



El riesgo de que el déficit fiscal se incremente más tiene dos formas de solución. Una es cobrándoles más impuestos a los mismos de siempre y otra es aumentar la base tributaria. En el Perú es bastante claro que la gran tarea es ampliar la base tributaria.
Por otro lado, la experiencia en este país dice que mientras más altos los impuestos, mayor es la evasión y mayor informalidad.
Además, este aumento del ISC está agravado por el hecho de que el Estado pretende ser paternalista ya que el Estado dice: voy a gravar con mayor ISC aquello que no quiero que tu consumas. Eso no ha funcionado en ningún país y lo que va a ocasionar es seguramente más contrabando e informalidad.
Considero que la medida tampoco va a tener éxito en cerrar el déficit fiscal, me parece una mala medida un retroceso.
Se requieren otro tipo de medidas que son menos populistas; es muy fácil ir por el lado de aumentar impuestos, el IGV o ISC. Lo que tiene que haber es más fiscalización e ir a controlar más la informalidad. No puede ser que 70% de la economía sea informal. Se deben evitar los populismos.


Hablando de populismo, ¿qué opina del anuncio de revisión de contratos de peajes viales?


Vemos en las campañas de algún postulante a alcalde que les va a devolver los peajes al pueblo, ¿qué quiere decir, que se olvidan de las concesiones y de cómo se ha financiado las carreteras y su mantenimiento, de la seguridad jurídica?


Pero este gobierno ha dicho que se van a revisar los contratos de peajes...



Si pues y lo que no se dice es cómo se van a financiar las pistas, el mantenimiento, ¿con más subidas del ISC? Una de las lacras que ha dejado la corrupción es que ahora la gente quiere todo por obra pública, porque aducen que así no pagan, pero alguien paga, los que tributamos.
Bueno, hay más iniciativas de ese tipo, como compra de excedentes de productos agrícolas, y una serie de proyectos de ley que vienen del Congreso.


¿Después de casi 20 años del modelo económico actual, no cree que estamos con un riesgo alto de volver a prácticas populistas?


Si creo que hay ese riesgo. Lo que hay que hacer es docencia, enseñarle a la población que los servicios públicos no son gratis, que el 30% formal que hoy paga impuestos es el que pagará toda nueva obra pública, lo cual le resta competitividad a ese sector formal.


¿Percibe que este gobierno va a profundizar el modelo económico o lo va a perforar más?



Creo que este gobierno ha dado indicadores de que tiene pasta para seguir y profundizar el modelo económico que tanto bienestar le ha traído al Perú.


Perspectivas
En el 2017, las exportaciones agropecuarias alcanzaron un valor de US$ 5,906 millones, un 9% mayor al registrado en el 2016. En el 2002, eran por solo US$ 758 millones.


“Para alcanzar la meta de los US$ 10,000 millones en exportaciones del sector hacia el 2021, tendría que registrar un crecimiento promedio anual de al menos 15% durante los próximos años”, según ComexPerú.


Actualmente la agroexportación crea 700,000 puestos de trabajo formales y generará 750,000 nuevos empleos más en los próximos diez años, pagando sueldos que son más del doble que los del agro informal, sostiene Alfonso Bustamante.