Edwin Bardales Saucedoedwin.bardales@diariogestion.com.pe

Los descuentos que ofrecen los operadores de telefonía móvil en la compra de los equipos podrían desaparecer en caso prospere una propuesta normativa del que si bien busca facilitar la migración entre operadores podría afectar los incentivos para dar estas ofertas.

Así lo reveló la presidenta de Alterna, Liliana Ruiz, quien indicó que la propuesta fue pre publicada en diciembre del año pasado y ya superó la fase de recibir comentarios de los sectores involucrados, por lo que debería definirse su publicación "lo más pronto posible".

"Pero esa norma lo que está generando es incertidumbre en el mercado porque haría grandes cambios al modelo de negocio que usualmente se utiliza en telefonía móvil no solo en Perú sino también en el resto del mundo", declaró a Gestion.pe.

Explicó que los equipos de telefonía móvil generalmente se venden con precio de "descuento", a pesar que los costos de producción de estos equipos son muy altos con relación al precio que se vende a los usuarios finales, y a cambio de esto el usuario se compromete a quedarse un tiempo que va desde seis meses hasta 18 meses aunque en otros países pueden llegar a dos o tres años.

"Lo que dice esta norma es que ya no se pueden hacer estos contratos y los operadores no pueden bloquear sus celulares a su red, sino que al venderlos cualquier usuario podría estar cambiando de red incluso diariamente", subrayó.

Adelantó que esto básicamente va a afectar los descuentos, ya que si los operadores ofrecen descuentos al momento de la adquisición con esta norma del regulador ya no habría "incentivo" para ello.

"Las empresas no van a descontarle a alguien que en unos días o meses se pueda ir a otra red, entonces no tendría sentido darle el descuento, eso es lo que podría pasar de emitirse estas normas", subrayó.

Precisó que una norma similar se publicó en Colombia, donde el regular prohibió desde el 1 julio del 2014 y se eliminaron los contratos de permanencia, lo que ha generado un "colapso" del mercado y las ventas han caído entre 30% y 40%.

En ese sentido, mencionó que el Osiptel tendrá que buscar una solución a este problema, ya que si bien con esta norma busca una mayor competencia y se incremente el mercado, pues en Colombia se ha visto un impacto negativo.

"Lo que ha creído el Osiptel con esta norma es que se va a pero han visto un aspecto más marginal que sustancial del modelo de negocio que está en juego", subrayó.

Agregó que si el regulador quiere incentivar la portabilidad numérica debería informar mejor sobre las formas que tiene el usuario de acceder a este beneficio, ya que hay muchas posibilidades.

Asimismo, preció que de las cuatro empresas operadoras de telefonía móvil que operan en el mercado peruano, son tres las que están en contra de la propuesta y son: Telefónica, Claro y , esta última recién comenzó a operar hace algunos meses.

"La única empresa que está a favor de la propuesta es Entel () debido a que en Chile existe un mercado de arrendamiento de equipos", anotó.

Agregó que a esta propuesta del regulador se suma una dictamen de la Comisión de Defensa del Consumidor del Congreso, la cual trata de propiciar la portabilidad numérica en la telefonía móvil pero incorpora la prohibición de la venta de celulares bloqueados.