Francisco MirandaEl concepto de organización institucional que tenemos en Oannes, producto del análisis que hemos practicado en los últimos 16 años, es un tanto diferente al que existe en el país. Es más, en Oannes no coincidimos con mucho de lo que se ha venido haciendo en los últimos años.Por ejemplo, consideramos que ha sido un error la desaparición del ITP y la fusión del Centro de Entrenamiento Pesquero y el Fondepes. Además, creemos que se debe crear un instituto de promoción de la acuicultura. En el Perú, la acuicultura no está desarrollándose pese a la inmensa potencialidad que tiene.

Mariano GutiérrezEl debilitamiento del sector se inició en el año 2000 cuando el Estado decidió desaparecer el . Y todo por una austeridad mal entendida, que no solo redujo sueldos, sino que le quitó capacidad operativa al y a otras instituciones. El Imarpe está recuperando paulatinamente su capacidad, pero se tiene que hacer más trabajo para reforzar la institucionalidad. Sí creo que debe existir una Superintendencia de Administración Pesquera para que se encargue de la vigilancia, pero en forma independiente, con mucha autonomía.

Ricardo BernalesYa es tiempo de contemplar la creación del Ministerio de Pesquería, porque la pesca es la segunda actividad exportadora del país, y porque no podemos tener un sector tan complejo, tan normado y donde existen tantas ventanas para la corrupción, solo al nivel de viceministerio. Los profesionales en ciencias del mar deben tener la posibilidad de dirigir la política del sector y no improvisar con especialistas en otras disciplinas.

Alfonso MirandaLa reestructuración del está generando una semiparalización en el sector, y en algunos lugares es total desde hace meses. Hubo un periodo de 60 días en el que no se movía ni un trámite en el Ministerio porque no llegaban directivas para trabajar o no se hacían transferencias de una oficina a otra. Además, la reestructuración del ITP no ha sido la más feliz. No comprendo cómo siendo el ITP y el Imarpe organismos científicos, tengan un director científico que a la vez ve los asuntos administrativos. La reestructuración entonces ha sido inconveniente. De otro lado, creo que el ganaría muchos puntos si restituye el Ministerio de Pesquería, porque ese es un clamor en todos los puertos.

Úrsula LetonaUno de los problemas institucionales es la falta de predictibilidad reguladora y la dispersión normativa, lo que impide que bajo criterios técnicos-científicos y en un marco regulatorio adecuado se obtengan fallos más o menos esperados. Aparte, ahora hay expedientes que demoran dos o tres años para salir, lo que genera corrupción. A lo que tendría que añadir la fuga de talentos en el sector y el despido de muchos técnicos reemplazados con gente que no sabe nada. De otro lado, yo sí creo que una superintendencia sería la solución, pero siempre y cuando funcione como los organismos reguladores actuales.

Marco EspinoMe inclino a favor de la inquietud sobre la reactivación del Ministerio de Pesquería, porque es complejo y especializado.Pero tengo que diferenciar lo que es pesca de lo que es acuicultura, que lo entiendo como obtener el máximo beneficio de animales confinados en un espacio físico, sea de agua dulce o salada. Hay que hacer una actividad promotora muy intensa para poder tener un desarrollo muy importante.

Carlos ParedesEn el campo institucional vemos grandes debilidades, que se han acrecentado con el tiempo. Aunque no todos estamos necesariamente de acuerdo sobre crear el Ministerio de Pesquería o una superintendencia de Pesca, es claro que las instituciones deben ser fortalecidas con profesionales y presupuestos adecuados. También hay un tema de institucionalidad en el sentido amplio de la palabra, que se refiere a transparencia y corrupción. Mayor transparencia y menor discrecionalidad implican menor corrupción. Se requiere de predictibilidad y estabilidad regulatoria. La normativa pesquera, que es una madeja complicada, debe ser íntegramente revisada.