Las promociones comerciales y ofertas podrían dejar de ofrecerse debido a la voluntad intervencionista de la (Onagi) que estaría obligando a las empresas a solicitar autorizaciones antes de lanzarlas, señaló el gerente general de LatinBrands, Juan José Tirado.

Explicó que la Onagi exige a las empresas que soliciten autorizaciones antes de lanzar una oferta o promoción a pesar que con eso no se otorgan premios y los amenaza con iniciarles procedimientos sancionadores y aplicar eventuales multas de hasta 100 Unidades Impositivas Tributaria (UIT) a quien no lo haga.

Recordó que desde hace varias décadas atrás el Ministerio del Interior, instancia a la que está adscrita la Onagi, venía aplicando esta , concursos y canjes donde se entregan premios, en aplicación del Decreto Supremo 6-2000-IN – Reglamento de Promociones Comerciales y Rifas con Fines Sociales.

"El problema se genera porque desde hace algunos meses la Onagi ha decidido considerar como premios a las ofertas 2×1, los bonos de descuentos, entre otros sistemas de reducción de precios que no son premios, porque no dependen del azar o la suerte para que los clientes los obtengan", dijo Tirado.

Añadió que estas ofertas son beneficios, en algunos casos, y de obsequios, en otros, a los que acceden los consumidores automáticamente por el hecho de comprar el producto promocionado.

Asimismo, refirió que recientemente, la Onagi ha emitido un comunicado donde dice que las ofertas 2×1 serían una modalidad de "canje gratuito", pero para el sector publicitario eso no es válido, pues un canje gratuito consiste en entregar al proveedor anunciante un determinado bien (un empaque de galletas, una tapa de gaseosa, un envase de shampoo) para recibir un premio sin pago alguno.

"Pero en las ofertas 2×1 o 3×2 u otras, el proveedor no regala productos de manera gratuita, sino que aplica descuentos por compras en paquete", indicó.

En ese sentido, enfatizó que un país como el Perú, que viene gozando de las bondades del libre mercado, no puede darse el lujo de implementar estas medidas que lo único que conseguirán será "afectar a los consumidores y a la caja fiscal".

"De continuar esta intervención contra el libre comercio, lo que ocurrirá será que se reducirá la oferta, perjudicando a los consumidores, se alentará la informalidad y, por ende, se generará una menor recaudación de impuestos, lo cual atenta claramente contra el desarrollo del país al restarle recursos para la mejora de la educación, seguridad, salud, infraestructura, administración de justicia y lucha contra la pobreza", cometó.

El gerente general de LatinBrands señaló que cada vez más peruanos se ven beneficiados con la apertura del mercado y la libre competencia.

"Hace 10 o 15 años era necesario acudir al mercado informal para adquirir prendas importadas como zapatillas, jeans, camisas, polos, electrodomésticos, etc., lo cual era, inclusive, nocivo para el propio Estado, que dejaba de recaudar por este movimiento comercial al margen de la legalidad", acotó.

Para el ejecutivo, esa situación se ha revertido y los establecimientos comerciales no solo ofrecen una variada oferta de productos nacionales e importados, sino que también venden al crédito y generan una importante recaudación tributaria, cuyos recursos sirven para construir carreteras, hospitales, colegios y sostener el Estado.

"La competencia, inclusive, ha ido aún más allá en beneficio de los consumidores y desde hace algunos años todos somos testigos de las agresivas promociones que las tiendas lanzan para atraerlos. El "2×1", el "3×2", el "Pague 1 lleve 2", las "Liquidaciones Finales", los "Bonos de Descuento", entre otras", aseveró.