La producción de bebidas no alcohólicas registraría un crecimiento de alrededor de 8% durante el 2016, por el dinamismo del consumo privado y la mayor demanda en provincias, expandiéndose vía canal tradicional y moderno, señaló el banco Scotiabank.

También se explicaría por la tendencia al consumo de productos saludables y la presencia de un verano más intenso durante los primeros meses del año, ante la presencia del Fenómeno El Niño.

[Etiqueta]

Por segmentos, la expansión estaría liderada por la línea de aguas embotelladas, cuya producción crecería alrededor de 14% en el 2016, señaló el analista de Estudios Económicos del Scotiabank, Carlos Asmat.

"En ese sentido, prevemos que continúe la tendencia del consumidor de preferir bebidas saludables, sin gas y con menor contenido de azúcar como aguas embotelladas y bebidas hidratantes, a lo que se sumaría el lanzamiento de nuevos productos y presentaciones por parte de las firmas del sector", indicó.

La línea de bebidas gaseosas tendría un crecimiento de alrededor de 3% durante el 2016, mostrando una ligera aceleración respecto del 2015, comentó en el Reporte Semanal del banco.

En ese sentido, si bien la línea de bebidas gaseosas es una categoría madura, su evolución positiva estaría sustentada en la mayor penetración del producto en zonas de bajo consumo a nivel nacional, en Lima y especialmente en provincias.

La industria de bebidas no alcohólicas está compuesta por cuatro líneas de negocio principales: bebidas gaseosas; aguas embotelladas; refrescos; y bebidas hidratantes (isotónicas).

2015El índice de la producción de bebidas no alcohólicas registró un crecimiento 9.3% durante el 2015, según el Ministerio de la Producción (Produce), superando el crecimiento de los dos años previos (1.7% en el 2014 y 4.6% en el 2013).

Por productos, destacó la mayor producción de aguas envasadas (15%), bebidas hidratantes o isotónicas (13.5%) y, en menor medida, por el incremento en la producción de gaseosas (1%). En contraste, la producción de refrescos cayó 5.3%.

La línea más importante dentro de la industria es la de bebidas gaseosas, la cual concentró el 63% del volumen de producción durante el 2015, seguida de las aguas embotelladas con el 29%, las bebidas hidratantes con el 5% y los refrescos con el 4%, según cifras del Produce.

Asmat mencionó que las gaseosas vienen perdiendo participación en el mercado de bebidas no alcohólicas (69% en el 2012) debido al cambio en las preferencias del consumidor, optando por consumir productos más naturales y con menor contenido de azúcar como aguas envasadas y gaseosas con edulcorante.

[Etiqueta]

Por segmentos, la producción de bebidas gaseosas alcanzó los 1,955 millones de litros, mayor en 1% respecto al 2014, según el Produce. Este resultado es similar al registrado en el 2014 (1.4%) pero menor al 2013 (7.1%).

Recordó que durante el primer semestre del 2015 la demanda cayó ligeramente en línea con el menor ritmo de expansión del consumo privado.

Sin embargo, las ventas se recuperaron en el segundo semestre del 2015 impulsadas por las mayores temperaturas asociadas a la presencia del Fenómeno El Niño.