El banco Scotiabank señaló que en nuevos soles por parte del Banco Central de Reserva (BCR) son menos probables, y en todo caso, serían marginales, pues considera que la mayor parte del impulso ya se produjo.

En moneda extranjera, consideró que el nivel de encaje permanecería elevado, otorgando un espacio monetario importante y útil para reducir la vulnerabilidad externa.

El analista senior del Departamento de Estudios Económicos del Scotiabank, Mario Guerrero, afirmó que dado que el impacto de la reducción del encaje es casi inmediato, tiene un efecto más potente que, por ejemplo, un movimiento de la tasa de interés de referencia.

Los requerimientos de encaje en nuevos soles se vienen reduciendo desde mediados del 2013 y se producen en un contexto en que el crecimiento económico es menor al esperado.

La tasa de encaje en soles (tasa de encaje marginal y tasa tope de encaje medio) ha pasado de 30% en junio del 2013 a 12.5% a partir de marzo, liberando recursos por casi S/. 8,000 millones desde ese entonces.

En consecuencia, el crédito en soles aceleró su ritmo de crecimiento anual, pasando de 17.3% en mayo del 2013 a 23.4% en enero, según cifras del BCR.

Esto contrasta con la evolución del crédito en dólares, que en tal periodo se desaceleró, pasando de un ritmo anual de 8% a 2.1%, comentó en el Reporte Semanal del banco.

La desdolarización del crédito se explica tanto por una mayor preferencia del público por créditos en soles como por factores regulatorios que encarecen el crédito en dólares (a lo que se agrega la expectativa de tasas de interés en dólares más altas en el futuro).

Los créditos en soles como mayor dinamismo fueron los otorgados a empresas, cuyo ritmo anual pasó de 16.4% en mayo del 2013 a 27.3% en enero de este año, en particular para financiar operaciones de comercio exterior.

Estos créditos, que usualmente se otorgaban en dólares, vienen ahora siendo preferidos en soles. La tasa de dolarización de estas operaciones ha pasado de 96.8% a 89.2% durante el último año.

El encaje para operaciones de comercio exterior en dólares fue reducido de 25% en junio del 2013 a 14% en enero. A partir de febrero se igualó el encaje para comercio exterior con el encaje en soles en 13%, y a partir de marzo se reduce el encaje a cero hasta un monto equivalente al 35% del patrimonio efectivo.

Las empresas corporativas y grandes empresas registraron el mayor dinamismo, con un ritmo anual de 67.8% en soles (23.8% en total), seguido del crédito a medianas empresas con 31.9% en soles (10.6% en total) y del crédito a la pequeña y microempresa con 6.5% en soles (2.0% en total). Estas últimas afectadas por el aumento del riesgo crediticio.

El crédito a personas en soles aún no se ha acelerado como el crédito a empresas. Los créditos de consumo en soles han pasado de crecer 11.6% en mayo a 12.8% en enero, mientras que los créditos hipotecarios pasaron de un aumento de 36.6% en mayo a 34.5% en enero.

Lo que ha sido significativo en estos créditos durante el último año ha sido el proceso de desdolarización. Durante los primeros meses del 2013, tanto a Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) como el BCR, establecieron un conjunto de medidas orientadas a reducir la oferta de créditos en dólares a las personas.

Las medidas apuntaron a elevar los requerimientos de patrimonio para las carteras de créditos de consumo e hipotecario en dólares y a encajes condicionados para los créditos vehiculares e hipotecarios en dólares, buscando en ambos casos reducir la vulnerabilidad de las personas a las fluctuaciones bruscas del tipo de cambio, riesgo que se hizo más visible con la volatilidad del año 2013.