El Gas Natural Vehicular () era sinónimo de combustible barato, hasta que en la última mitad del año pasado la historia comenzó a cambiar. Ahora el más económico sobre todo desde febrero de este año es el Gas Licuado de Petróleo (), su competidor directo en el mercado.

Hay algunos grifos de distritos como La Molina, San Miguel, San Martín de Porres, Los Olivos y Comas donde el GNV se vende a S/. 1.58 por metro cúbico, el mismo precio que el GLP. No obstante, en distritos como San Juan de Lurigancho, Ate, La Victoria y Lima el derivado del petróleo cuesta hasta 10% más barato que el GNV (entre S/. 1.42 y S/. 1.48), según El Facilito de Osinergmin.

Y todo indica que esta tendencia seguirá, pues la previó que el precio del GNV subiría un 7% este año.

¿Hay una concertación de precios? Eso lo tendrá que responder el Indecopi. Hasta el momento, sólo se sabe que en marzo culminaría su investigación para determinar si los grifos han cometido esa falta en perjuicio de sus clientes.

Replantear créditosFrente a este encarecimiento, el experto en hidrocarburos, César Bedón, propuso que las entidades que financian vehículos a GNV a sus clientes, en su gran mayoría taxistas, replanteen los créditos para no afectar la economía de éstos.

¿Se detendrá la masificación del GNV? El especialista recomendó que se exonere del Impuesto General a las Ventas (IGV) a la importación de vehículos a gas natural, así como la importación de los kits de conversión.