El Perú cayó en el , al pasar de la posición 43 obtenida el 2013 al 50 este año, de un total de 60 países analizados por el Institute for Management Development (IMD).

El director general de , Fernando D´Alessio, explicó que el descenso responde, en parte, a la mejora relativa de varios países europeos, entre ellos España y Portugal, que en el ranking 2014 recuperan su posición por delante de Perú.

"Está claro que para ser un país competitivo no es suficiene avanzar, hay que avanzar más que los demás", precisó.

Los resultados globales del año 2014 resaltan la correlación entre la imagen internacional que tiene un país sobre la facilidad de hacer negocios y el desempeño económico obtenido resaltando una relación de largo plazo.

Sin embargo el Perú presenta retrocesos en la percepción sobre el marco legal y regulatorio, sobre el impacto de la economía informal y la incidencia de otros problemas persistentes.

En cuanto a infraestructura, en la edición 2014 del ranking del IMD, Perú volvió a ubicarse en el último lugar, resultado de la casi nula inversión en infraestructura científica o tecnológica.

A nivel latinoamericano se registró un descenso de la mayoría de países integrantes de la muestra. Chile cae una posición y se ubica en el puesto 31, Colombia y Brasil retroceden tres posiciones cada uno y se ubican en los puestos 52 y 54, respectivamente.

Los países de la región en las últimas ubicaciones con Argentina que se mantiene en el puesto 58 y Venezuela que ocupa el último en el ranking en la posición 60.

A nivel general fueron Estados Unidos y Suiza los que se mantuvieron como los más competitivos del mundo, mientras que Croacia y Venezuela cierran la tabla.