Módulos Temas Día

Perú debe apuntar a proveer pescados y mariscos enlatados de calidad a EE.UU.

Estados Unidos importa del resto del mundo, en la actualidad, aproximadamente el 90% del total de su consumo de pescados y mariscos, y en promedio el 25% de este mercado se refiere a pescados y mariscos en conserva, informó la Ocex del Perú en Nueva York.

notitle

El mercado de conservas de productos hidrobiológicos en Estados Unidos se concentra en dos tercios en el atún enlatado, seguido por 10% de crustáceos; mientras que el salmón y las sardinas representan cada uno cerca de 5% del total, por lo que los exportadores peruanos deben apuntar a proveer pescados y mariscos enlatados de calidad a ese mercado, afirmó la Oficina Comercial del Perú (Ocex) en Nueva York.

Agregó que en Estados Unidos las conservas se ofertan principalmente en latas de hojalata, pero también existe cada vez más innovación en este sentido, con presentaciones alternativas en vidrio y crecientemente en empaques con aluminio y plástico.

Asimismo, algunas marcas están empezando a realizar nuevas presentaciones que incluyen galletas o complementos, que facilitan el consumo del producto en el momento y que las hacen más atractivas a los consumidores.

"Teniendo en cuenta que este es un mercado donde hay oportunidades evidentes para seguir creciendo, es posible posicionar a Perú como proveedor confiable de pescados y mariscos enlatados de calidad, que cumple con los estándares exigidos, lo que permitiría facilitar la generación de negocios entre exportadores peruanos y compradores norteamericanos", indicó.

DemandaEstados Unidos importa del resto del mundo, en la actualidad, aproximadamente el 90% del total de su consumo de pescados y mariscos, y en promedio el 25% de este mercado se refiere a pescados y mariscos en conserva.

El consumidor estadounidense en general, dado su creciente preocupación por el consumo de productos saludables en los últimos tiempos, está incrementan-do el consumo de pescado frente a otros productos como son el pollo o la carne.

No obstante, estos dos productos siguen siendo los más demandados y esto se refleja en que del total de compras en el año anterior por parte de los consumidores estadounidenses de estas proteínas, cerca del 46% corresponde a pollo, 42% a carne de res y apenas 12% a pescado.

En enero del presente año, el Departamento de Salud (HHS) y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) presentaron nuevas directrices alimenticias para el público estadounidense en general, basadas en estudios recientes, que incluyen específicamente la recomendación de incrementar el consumo de conservas de frutas, verduras, pescados y mariscos y legumbres, decisión que puede incidir positivamente en las ventas de este producto a lo largo del presente año.

Adicionalmente, ambos organismos indicaron que los alimentos enlatados ofrecen muchos beneficios para la salud y el bienestar en general, ya que aportan una gran cantidad de nutrientes, mencionó la Ocex en Nueva York.

Además de resultar idóneos para su consumo por la comodidad de almacenaje y utilización, permiten la disponibilidad de ciertos productos durante todo el año y favorece la sostenibilidad al permitir que el íntegro de la oferta de estos productos se pueda provechar para su consumo.

Adicionalmente, los consumidores estadounidenses prestan una especial atención a la hora de comprar cualquier tipo de alimento procesado, ya que consideran que en algunos casos pueden tener demasiados aditivos químicos y de haber perdido prácticamente todo su valor nutritivo.

Poco procesamientoSin embargo, en el caso de las conservas de pescados -y de otros productos de exportación peruanos– en la gran mayoría de casos tienen muy poco procesamiento.

Se envasa herméticamente el producto crudo y después se le cocina, y ello permite que la conserva mantenga aún una gran parte de su valor nutritivo, no se malogre sin necesidad de refrigeración por más de tres años, se pueda almacenar fácilmente en el hogar y esté lista para su uso en cualquier momento.

En este sentido, destaca la labor que está realizando la asociación en favor de las conservas, la Canned Food Alliance (CFA), que a través de distintas campañas de promoción busca mejorar la percepción en los consumidores estadounidenses sobre las conservas.

Así es que, gracias a este tipo de acciones publicitarias que tienen como objeto la difusión de evidencias científicas de las características saludables de los productos enlatados, junto con una oferta cada vez de mayor calidad, la percepción de este producto está comenzando a cambiar en la mente de los consumidores estadounidenses.

Así pues, recientes estudios señalan que los alimentos en conserva pueden mantener la mayor parte de sus cualidades nutricionales, por lo que actualmente muchos proveedores están incluyendo presentaciones especiales, para destacar en estos alimentos su muy bajo contenido de sodio y sin ningún tipo de preservativos químicos.

Leer comentarios ( )