se posicionó como el cuarto país más atractivo de América Latina y el Caribe para las inversiones en energía limpia, que entre el año 2006 y 2011 sumó 90,000 millones de dólares en la región.

Así lo regisró el estudio , dado a conocer en el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible Río+20, donde asistió el presidente Ollanta Humala.

El primer lugar del ranking se lo llevó Brasil con 2.6 de puntaje, seguido de Nicaragua (2.13), Panamá (1.97), Perú (1.73) y Chile (1.72).

Climascopio 2012 evalúa la capacidad de los 26 países de la región para atraer inversiones en fuentes de energía con bajas emisiones de carbono. Toma en cuenta treinta indicadores, así como también la opinión de Bloomberg New Energy Finance y de expertos externos consultados por dicha consultora.

Ello debido a que el informe es realizado por el Fondo Multilateral de Inversiones, miembro del Grupo el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en colaboración con Bloomberg New Energy Finance, consultora multinacional especializada en materia de energías renovables.

Mercado atractivoEl estudio concluyó que América Latina y el Caribe existen altos precios de electricidad y tasas atractivas de crecimiento de la demanda energética, lo que constituye un atractivo para los inversores en energía limpia.

Asimismo, resaltó que dicha región tiene la capacidad de aportar más de ocho gigavatios de nueva potencia eólica durante los próximos tres años. Sólo los países de América Centra están dispuestos a añadir 130 megavatios de energía geotérmica durante este año.

Y en el caso de México, Chile, Perú y otros países están trabajando para facilitar el despliegue de energía solar.