Edwin Bardales Saucedoedwin.bardales@diariogestion.com.pe

Los sobrecostos en el comercio exterior del Perú esta afectando la competitividad de sectores importantes como el de textil y confecciones, lo cual se ve reflejado en el descenso del puesto 20 al 12 de los proveedores de estos productos para Estados Unidos, informó la Cámara de Comercio de Lima ().

"Hay sectores que nos ha llamado la atención que no han llegado a los niveles de crecimiento pese a haberse recuperado los mercados que ellas primordialmente para ellos, por ejemplo el mercado de textiles y confecciones", declaró el director ejecutivo del Instituto de Investigación y Desarrollo de Comercio Exterior de la CCL, Carlos Posada a Gestion.pe.

Mencionó que el principal destino de las exportaciones de textiles y confecciones del Perú es Estados Unidos y pasó por una crisis económica muy fuerte hace algunos años, lo cual afectó directamente a los envíos peruanos.

"Estados Unidos este año ha mostrado indicadores mucho mejores, de hecho hemos visto que países que exportan (a ese país), al igual que el Perú, como China, India, Vietnam, Indonesia o centroamericanos como El Salvador o Nicaragua, están teniendo tasas de crecimiento de sus exportaciones de textiles y confecciones muy por encima del crecimiento peruano", explicó.

El ejecutivo recordó que en la "época dorada" de las exportaciones peruanas hacia , el Perú se ubicada en el puesto 12 o 13 de los principales proveedores de textiles y confecciones para ese mercado.

"Hoy día el Perú está alrededor del puesto 20 a pesar de una recuperación de la economía estadounidense que debió jalarnos a una posición superior, eso implica que la que tenemos hoy día no nos permite subir o estar en un escalafón superior", resaltó con preocupación.

El exviceministro de Comercio Exterior manifestó que hay una serie de factores que se deben tomar en cuenta en el comercio exterior y uno de los principales es el precio.

"En un mundo globalizado como al día de hoy, si yo tengo la posibilidad de traer un producto similar a un precio menor, probablemente tenga un gran perjuicio como exportador porque tendrá una competencia que podrá colocar sus productos con una calidad similar a un precio menor", comentó.

Agregó que si ese precio menor de la competencia responde a factores internacionales pues no hay mucho por hacer, pero si se origina por "sobrecostos internos" entonces eso es un grave problema que debe el Perú.

"Es por eso que el gobierno, cuando anunció su último paquete de medidas, ha dado un mensaje subliminal y es implícitamente reconocer que existen sobrecostos a través de una regulación, que si bien fue emitido de buena voluntad, ha tenido un efecto negativo en la economía", puntualizó.

Indicó que el impacto de los sobrecostos en el comercio exterior del Perú, en gran medida, se origina por los costos locales, ya sean laborales, tributarios, medioambientales, aduaneros, entre otros.

"Y no estamos diciendo, en ningún momento, que el comercio exterior no deba estar regulado, pero lo que siempre tenemos que tomar en consideración es que en la regulación en el Perú no tenemos que inventar la pólvora y siempre tenemos que compararnos con nuestros competidores", anotó.

En ese sentido, refirió que si el Perú genera mayores sobrecostos a su comercio a exterior con relación a Colombia, Chile, Ecuador, México pues evidentemente muchas exportaciones peruanas "perderán competitividad y mercados".

"Entonces tendremos un efecto dominó en la economía en donde el empresario ve que se retrae la economía, sus precios no son competitivos y por el contrario, desembolsa un montón de costos tratando de mantener la empresa", señaló.

Sin embargo, los efectos negativos no quedan ahí, ya que toda esta situación podría desencadenar que algunas empresas "migren de la legalidad a la ilegalidad, principalmente de aquellas que recién están buscando consolidarse en el mundo exportador".

Posada espera que las medidas del gobierno ayuden a mejorar la competitividad de las exportaciones de sectores como textiles y confecciones.

"No podemos mantener un crecimiento sostenible de las exportaciones únicamente basándonos en precios internacionales de los minerales, eso sería riesgosísimo. El Perú es un país minero y que exporta minerales, eso no va a cambiar y está bien pero se tiene que poner mucho énfasis en los sectores donde hay competencia directa, se genera valor agregado, hay mano de obra y se genera bienestar para los peruanos, y esos son los no tradicionales pero donde hay costos muy altos el día de hoy", concluyó.