El no solo es de carácter comercial, pues los compromisos sociales asumidos por ambos son importantes. Tan así que el Parlamento Europeo decidió exigir al país un plan de acción de diálogo social como parte de este acuerdo.

Según el presidente del Comité de Comercio Exterior del , Vital Moreira, las obligaciones internacionales recíprocas entre Perú y Europa son el respeto de cuatro derechos nucleares garantizados por la OIT que son la prohibición del trabajo infantil, la prohibición del trabajo forzoso, la libertad sindical y la negociación colectiva, y la no discriminación en el empleo y el trabajo.

"Para mejorar la situación de los derechos de los trabajadores, también los dos derechos suplementarios, es que el parlamento ha decidido añadir dos obligaciones que son inspección del trabajo y diálogo social, porque desde el punto de la vista de la unión son dos puntos débiles de la situación de Colombia y Perú", dijo a Gestion.pe.

Según el europarlamentario, la implementación del TLC con la Unión Europea no tiene retrasos, aunque el ritmo no es el mejor. Esto por la complicación de coordinación y realizar reuniones entre Lima, Bogotá y Bruselas.

"No tenemos razón alguna para tener un juicio negativo sobre el comienzo de las cosas", dijo Moreira luego de visitar Lima donde se reunió con , empresarios y organizaciones civiles.

Explicó que la intención de la Unión Europea con las condicions sociales del tratado es que la diferencia con el Perú en este aspecto no sea tan grande y no se cree un "dumping social", para que los trabajadores europeos no puedan decir que están siendo invadidos por productos que están fabricados sin las mínimas condiciones laborales y ambientales.