Tras las denuncias contra (Onagi) por hacer mal uso de los premios no reclamados, la entidad cambió la norma que precisa los procedimientos de recepción, custodia y entrega de estos ya que considera que la anterior no se encontraba acorde con la legislación vigente.

La resolución jefatural publicada hoy por la Onagi dispone aprobar las normas y procedimientos para la recepción, registro, custodia, supervisión, control y adjudicación de premios no reclamados, dejando sin efecto las normas anteriores cuya aplicación trajo consigo una serie de denuncias, finalizando con la renuncia de , quien estuvo a la cabeza de esta entidad.

Según la resolución, la normativa anterior no se encuentra acorde a la legislación actualmente vigente, por lo que se hace necesario hacer precisiones o mejorar los criterios de adjudicación.

Se señala que se harán cambios en la definición relativa a los fines sociales y a las personas y entidades que eventualmente serán beneficiados con la entrega de los .

También se establecen los mecanismos internos para la organización y correcta asignación de responsabilidades funcionales entre quienes deben encargarse de procesamiento de solicitudes y la determinación de los beneficiarios.

La Onagi deberá publicar esta norma con todas las precisiones en su portal web institucional.