El ministro de Agricultura, , informó hoy que se están evaluando una serie de medidas para ayudar a los agricultores propietarios de las 5,500 hectáreas que han sido inundadas por efecto de fenómenos climáticos.

Indicó que en la víspera arribó a la ciudad de Tumbes para analizar el impacto de las inundaciones originadas por el río del mismo nombre, cuyo caudal ha aumentado a 1,800 metros cúbicos por segundo, y a eso se sumó un oleaje anómalo, lo que produjo la inundación de 5,500 hectáreas de arroz y banano.

"Acabamos de hacer un sobrevuelo y hemos visto que felizmente la marea ha descendido y el río está ingresando al mar y se ve como ya está comenzando a drenar el terreno y ya aparecen los cultivos de arroz y banano, ya que están funcionando bien los drenes que pusimos el año pasado", declaró en RPP.

Añadió que se espera que en la zona bajen un poco y se pueda recuperar una buena parte de los terrenos que han sido inundados.

En el caso de los cultivos de arroz, mencionó que los campos con este producto van a poder recuperarse, ya que es un cultivo que está en pleno proceso de siembra y caso contrario ocurre con el banano, cuya producción está "perdida".

"Estamos viendo la posibilidad de tener un programa de recuperación de la capacidad productiva, vamos a ver si podemos apoyar con un programa de salvataje financiero para los que necesitan créditos, tenemos un programa que nos permite tener semillas para darles cuando baje el agua puedan recuperarlo con cultivos de corto plazo", dijo.

Agregó que también se está evaluando implementar un programa de trabajo temporal para limpieza de drenes, el cual permitirá dar ingresos a parte de la población.

"Felizmente no ha habido pérdidas humanas por la inundación, sabemos que fallecieron dos personas electrocutadas, ya que las conexiones en el campo son precarias y con las lluvias eso fue fatal", anotó.