Lima (Andina).- El ministro de Agricultura, Milton Von Hesse, afirmó que el funcionamiento del Gran Mercado Mayorista de Lima, en el , propiciará una reducción en los precios de los alimentos que se comercializan a los diferentes mercados de la capital.

Sostuvo que la operación de dicho centro de abastos también favorecerá el establecimiento de precios sanos con un beneficio para los productores, comerciantes y consumidores.

"Es un mercado que debe estar bastante regulado para fomentar la eficiencia y frenar la especulación, con reglas de juego que favorezcan a productores y consumidores", declaró.

Igualmente, descartó que se registre un desabastecimiento de alimentos en los mercados minoristas de la capital, tras la instalación de bloques de concreto para impedir el ingreso de camiones al anterior mercado mayorista de La Parada el último fin de semana.

Aseguró que el ingreso de camiones con alimentos a Lima se ubica en los márgenes esperados, mientras que el comercio en el mercado mayorista de Santa Anita se incrementa progresivamente.

"En los primeros dos o tres días habrá que acomodarse al sistema. Hay molestias que se superan y el mercado está funcionando. Hay que voltear la página lamentable de La Parada y centrarnos en un sistema de comercialización mayorista nuevo y más eficiente", indicó.

Consideró que el traslado de los comerciantes de hacia un nuevo centro como el de Santa Anita debió ocurrir hace décadas para consolidar un comercio mayorista ordenado como el que funciona en otras ciudades del continente.

Mencionó que el Gran Mercado Mayorista de Lima es el centro de referencia del comercio de alimentos de la capital, pero que los demás mercados en las periferias de Lima son necesarios para atender a las poblaciones en esos lugares.

"En Lima hay más de un mercado mayorista, pero Santa Anita es el principal. Hay una lógica de los demás mercados porque abastecen a un porcentaje importante de la población", apuntó.