Nueva York/Londres (Reuters).- El oro cotizó con leves cambios el viernes, haciendo una pausa tras una escalada de dos días, aunque apuntalado por las expectativas de que la nominada a la presidencia de la Reserva Federal de Estados Unidos, , continuará con las políticas de alivio monetario de asumir el cargo.

Documentos regulatorios para el tercer trimestre en Estados Unidos que mostraron que el prominente fondo de cobertura Paulson & Co mantuvo sus tenencias en el fondo más grande del mundo respaldado en oro que cotiza en bolsa, el SPDR Gold Trust, también apoyaron a los precios del metal precioso, dijeron operadores.

El lingote cerró la semana casi estable tras caer con fuerza en las últimas dos semanas, debido a que un sólido reporte laboral para octubre en Estados Unidos alentó temores de que reduciría su programa de compra de bonos tan pronto como en diciembre.

No obstante, Yellen dijo ante la Comisión de Banca del Senado estadounidense el jueves que los estímulos de la FED continuarían, alentando a los especuladores en el mercado de oro a volver a comprar sus posiciones vendidas ante el temor a que los precios del lingote suban más.

El bajó 10 centavos, a 1,286.91 dólares la onza, tras subir casi un 1% en cada una de las dos sesiones anteriores. Los futuros de oro para diciembre en Estados Unidos cerraron con alza de 1.10 dólares, a 1,287.40 dólares la onza. Un dólar débil frente a una cesta de importantes monedas también apuntaló las compras en el oro.

Entre otros metales preciosos, la plata cayó un 0.2%, a 20.69 dólares la onza. El platino cedió un 0.4%, a 1,437.74 dólares la onza, mientras que el paladio perdió un 0.9%, a 729.72 dólares la onza.