Río de Janeiro (AP).- Un grupo dedicado a para partidos de la esperaba cobrar US$ 16,000 por cada entrada si Brasil llega a la final del 13 de julio, informó hoy un investigador de la policía.

El inspector Fabio Barucke, a cargo de la pesquisa, dijo que 11 personas fueron arrestadas, incluyendo al líder de la organización, el argelino Mohamadou Lamine Fofana. Se esperan más arrestos.

Revender boletos por encima de su precio es ilegal en Brasil. Barucke dijo que muchos boletos eran de patrocinadores de la FIFA, o de paquetes de viaje.

Añadió que algunos boletos salieron de un oficial de la que se hospeda en el Hotel Copacabana en Río de Janeiro. Barucke no lo identificó, pero dijo que "es evidente que se trata de alguien con mucha influencia" en el organismo rector del fútbol mundial.