Londres (Reuters).- El cobre operó con pocos cambios y cotizó cerca de los mínimos de tres meses que alcanzó en la jornada anterior, debido a la incertidumbre sobre cuándo la FED reducirá el estímulo económico en Estados Unidos, el creciente suministro del metal y débiles datos económicos en Europa.

El referencial del cobre en la Bolsa de Metales de Londres cerró en 6,992 dólares la tonelada, frente a su cierre de 6,980 dólares el miércoles, luego de tocar mínimos intradía de 6,940 dólares, su punto más bajo desde el 7 de agosto.

Datos que mostraron que la economía de la zona euro prácticamente se estancó en el tercer trimestre debido a una contracción en la actividad de Francia y una desaceleración en Alemania, también debilitaron las perspectivas de demanda para el metal industrial.

En tanto, se espera que el suministro de cobre supere a la demanda en los próximos años.

Las preocupaciones de que el país norteamericano comience a reducir su programa de compras de bonos este año han pesado sobre los precios de activos de riesgo como los metales. La política monetaria flexible suele fortalecer a las materias primas al facilitar la disponibilidad de liquidez para los inversores.

Comentarios de la vice presidenta de la Reserva Federal Janet Yellen tarde el miércoles aliviaron los temores de que la FED recorte su estímulo pronto y desencadenaron un alza en los activos de riesgo.