Londres (Reuters).- El cobre cayó el martes a su menor nivel en seis semanas, afectado por la fortaleza del dólar, la falta de una fuerte demanda del mayor consumidor de metales, , y los renovados temores sobre la crisis de deuda española.

La caída de las acciones en Estados Unidos, presionadas por decepcionantes resultados corporativos trimestrales también influyó en los precios del metal rojo. Las acciones en Estados Unidos son vistas como un indicador del crecimiento económico.

En tanto, en Europa los costos de los préstamos en España se incrementaron luego de que recortó la calificación de cinco regiones de ese país, mientras que la confianza empresarial en el sector manufacturero de Francia cayó en octubre a su menor nivel en más de dos años.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres finalizó en 7,831 dólares por tonelada, a la baja frente al cierre de 7,953 dólares del lunes. Más temprano, el metal cayó a su menor nivel intradía de 7,807.75 dólares, un mínimo desde el 7 de setiembre. El aluminio, el plomo, el zinc, el estaño y el níquel también bajaron a su menor nivel en más de un mes.

El cobre escaló durante setiembre, impulsado por los anuncios de medidas de estímulo económico, pero ha cedido parte de las ganancias. Los inversores estaban cautos antes de la reunión de dos días de la Reserva Federal que empieza en la jornada.

La fortaleza del dólar frente al euro y la baja en los mercados accionarios también presionaron los precios del metal rojo.

La moneda única fue golpeada por la rebaja en la calificación de crédito para algunas regiones de España por parte de Moody's y por el alza en los rendimientos de los bonos españoles, italianos y portugueses.

En los mercados físicos de China, los operadores dijeron que los precios del cobre fueron impulsados por algunas compras estacionales, aunque los volúmenes eran ligeros respecto a igual periodo en años anteriores.