Nicosia (Reuters).- Chipre tomará medidas para consolidar a su sector bancario, incluyendo acciones para evitar la bancarrota del segundo mayor prestamista del país, el , anunció el gobernador del banco central Panicos Demetriades.

"A fin de establecer este marco legal, se impondrán medidas de resolución al Banco Popular para que pueda estar en posición de continuar ofreciendo servicios bancarios a sus clientes el próximo martes", cuando se espera que las instituciones financieras vuelvan a operar, dijo a periodistas.

no ofreció detalles, pero afirmó que las medidas protegerían a los depósitos bancarios menores a los 100,000 euros.