Las cayeron el martes debido a que la mantuvo altos los rendimientos de la deuda soberana del país y llevó a los inversores a seguir tomando ganancias del repunte del sector bancario de la zona euro en los últimos dos meses.

, paso necesario antes de que el Banco Central Europeo pueda empezar a comprar sus bonos y aliviar las tensiones en el mercado de deuda, y dijo el martes que todavía está evaluando las condiciones.

Esta situación siguió dándole a los inversores una excusa para recoger beneficios en el sector bancario, que ha subido casi un 50% desde fines de julio, cuando el presidente del BCE, Mario Draghi, se comprometió a defender al euro.

Las acciones bancarias cayeron un 2.9% el martes.

El índice paneuropeo FTSEurofirst 300 cerró con un descenso del 0.43%, a 1,111.74 puntos, con lo que extendió el retroceso desde el máximo de 14 meses alcanzado el viernes e impulsado por las expectativas de y el .

Las dudas de generaron un clima sombrío sobre Italia, que es también considerado como un posible candidato al rescate.

El índice de las principales acciones de Milán, el FTSE MIB , cayó un 2.4%, presionado por los prestamistas Intesa Sanpaolo y UniCredit.

Los papeles de Fiat, que cayeron un 4.3%, también presionaron al FTSE MIB y encabezaron una liquidación de un 2.3% entre las acciones de las automotricestras datos que mostraron que las ventas de vehículos cayeron un 8.5% en Europa el mes pasado debido a que la implacable crisis socavó la demanda de los consumidores.

Por otro lado, el anuncio del elevó la moral de los inversores y analistas alemanes en septiembre, mostró el sondeo ZEW el martes.

El índice euro STOXX 50, que cayó un 1.2% el martes, aún acumula un alza de un 18% desde la promesa de Draghi a fines de julio de defender al euro con todas sus herramientas.