Módulos Temas Día

Entrevista

“Una directiva joven apuesta más, tiene más vehemencia y mide sus riesgos”

Ángela Flores asumió desde hace más de un año la Dirección Ejecutiva de Alafarpe. Indica que liderar un gremio permite entenderse con el sector público y privado. También subraya la pertinencia de trabajar desde la horizontalidad.

Ángela Flores

Recorrido. Por estudios y trabajo, Flores cuenta haber visitado Suiza, Estados Unidos, Venezuela y Taiwán.

Recorrido. Por estudios y trabajo, Flores cuenta haber visitado Suiza, Estados Unidos, Venezuela y Taiwán.

Ángela Flores lidera la Asociación Nacional de Laboratorios Farmacéuticos (Alafarpe) desde hace más de un año. No obstante, tiene más de 15 años en el sector público y privado. Es así que sostiene que su experiencia previa la ha preparado para la posición que hoy ocupa. 

“El gremio como tal es una asociación en la cual puedes ver ambos mundos: tener empatía con el funcionario público y entender las necesidades del ámbito privado”, explica.

¿Qué es lo que más le gusta de su actual trabajo?
En un gremio se pueden generar muchas alianzas constructivas. A nivel mundial, son los gremios los que muchas veces marcan la agenda de los países.

¿Qué características debe tener quien que lo lidera?
La principal característica para desarrollar tiene que ver con la empatía.

¿De qué manera debiera explotarse este atributo?
Debe existir capacidad de entender las necesidades de ambos mundos: tener empatía con el funcionario público y ser rápido con las exigencias del sector privado. Juntar esas dos visiones antagónicas es un arte.

¿Cuál fue el objetivo que se puso al entrar a Alafarpe?
Más allá de las turbulencias políticas, sigo pensando siempre en el largo plazo, en transcender. La meta principal que tengo es hacer que las cosas sucedan.

¿Cómo es su relación con los trabajadores?
Es importante trabajar desde la horizontalidad con los trabajadores para lograr que se unan e ir juntos por un objetivo claro. También balancear las agendas. En un gremio hay diferentes actores con distintos intereses, pero todos debemos tener principios sólidos.

¿Ha sido más difícil llegar a este puesto por ser mujer?
La primera vez que me senté aquí tal vez pensaron que no podía hacer mucho. Pero poco a poco estamos logrando nuestros objetivos. Eso da confianza y genera credibilidad.

Además ha llegado a este puesto joven. ¿Qué fortalezas le proporciona esto?
Muchas veces una directiva joven tiene más vehemencia, puede apostar más en algunas cosas y medir con responsabilidad sus riesgos.

¿Cómo cuáles?
Por ejemplo, salimos a medios de comunicación. Eso antes no se hacía. También apostamos por abrir cuentas de redes sociales, que tampoco las teníamos.

¿Qué actividades suele hacer en sus momentos libres?
Tengo dos hijas. Entonces, hay que ver el tema de los colegios, las tareas que las mamás tenemos que cumplir apoyados de nuestra pareja, familia o amistades. La capacidad de ser productivos depende de un calendario bien organizado.

¿Qué pone en práctica para liberarse del estrés laboral?
Como no tengo tiempo de ir al gimnasio o de correr porque me da frío, he descargado apps para no dejar de hacer ejercicio en la mañana para poder descargar todo el estrés. También el pilates se ha convertido en mi hobby.

¿Cuál fue el último libro que leyó?
Acabo de terminar “Outliers: The Story of Success” de Malcolm Gladwell.

¿Qué le gustó de esa obra?
El libro sostiene que para ser exitoso hay que practicar mucho, por lo cual propone una teoría de 10,000 horas para lograrlo. Si haces algo por ese tiempo, vas a convertirte en un experto.

¿Ha decidido ponerlo en práctica?
Sí, estoy haciendo un media training para poder comunicar de maneja fácil tanta complejidad farmacéutica.

Tags Relacionados:

managment

Alafarpe

Leer comentarios ( )