Washington (AP).- El Fondo Monetario Internacional redujo a 2.7% su en y el Caribe durante 2013 debido al impacto causado por una infraestructura insuficiente, una caída en los precios de las materias primas y un endurecimiento de las condiciones financieras mundiales.

Al difundir su proyección del segundo semestre del año sobre el , el FMI proyectó que la región repuntará en 2014 su ritmo de crecimiento alcanzando un 3.1%. La tasa de crecimiento en 2012 fue del 3%.

Cuando presentó en abril su pronóstico del primer semestre, el FMI esperaba que la región creciese 3.4% en 2013 y 3.9% en 2014.

La actual proyección mantiene a América Latina y el Caribe este año con una tasa de crecimiento superior al 1.2% de las , incluyendo al 1.6% de y al decrecimiento de -0.4% en la .

Sin embargo, la desaceleración en América Latina y otros mercados emergentes llevó al FMI a reducir su expectativa de crecimiento global a 2.9% este año y 3.6% en 2014. La proyección queda, 0.2% por debajo de las anunciadas en julio.

Muchas economías emergentes se han visto perjudicadas por la salida de importantes capitales privados ante las expectativas de que la Reserva Federal estadounidense pronto comience a reducir su adquisición de bonos por US$ 85,000 millones mensuales, política con la que las autoridades estadounidenses decidieron estimular el crecimiento económico tras la brutal recesión del 2008.

Paraguay es el país del continente que crecerá más rápido este año con un astronómico 12%, aunque se moderará bruscamente al crecer 4.4% en 2014.

Luego le siguen Perú (5.4%), (4.4%) y Ecuador (4%).

El FMI estima que , cuya economía crecerá 2.5%, ganará competitividad externa gracias a su reciente devaluación pero podría sufrir un debilitamiento de sus ingresos reales y el consumo por el incremento en su inflación (5.4% en 2012 a 6.3% este año).

México crecerá este año apenas 1.2% —tras alcanzar 3.6% el año pasado— pero vislumbra llegar al 3% en 2014 gracias un incremento en la actividad industrial impulsado por una mayor demanda estadounidense, mayor gasto público y algunas reformas estructurales.

La evaluación concluyó que los países exportadores de materias primas probablemente tendrán un crecimiento vigoroso con la excepción de Venezuela, donde los cortes en el suministro eléctrico y el control gubernamental al tipo de cambio mantuvieron el crecimiento a apenas 1% este año.

Venezuela presenta además la expectativa inflacionaria más elevada del continente para 2013 y 2014 con 38%, y la segunda tasa de desempleo más elevada del hemisferio (9.2 superada solamente por Colombia (10.3%), que este año crecerá a un 3.7%.

El FMI atribuyó principalmente a cosechas exitosas el crecimiento del 3.5% logrado este año por la economía argentina, y advirtió que la economía permanece restringida por el control del tipo de cambio y otras trabas administrativas.