Roma (Reuters).- El Fondo Monetario Internacional (FMI) manifestó que Italia debe continuar en el camino de que el primer ministro italiano, Mario Monti, inició cuando asumió el cargo el año pasado.

El Gobierno tiene una "agenda ambiciosa y extensa que busca reactivar el crecimiento", dijo la institución basada en Washington en su informe anual sobre la economía italiana.

La reforma de pensiones impulsada por Monti, la limitada liberalización de los servicios, la reforma del mercado laboral y los recién anunciados recortes en el gasto del Estado van en la dirección correcta, pero debe hacerse más para romper con el espiral de lento crecimiento y alto endeudamiento de Italia.

"Este es un proceso que debe continuar con energía y rapidez si va a tener éxito", dijo el jefe de la misión italiana del FMI, Kenneth Kang, en una conferencia telefónica.

El fondo no revisó su pronóstico de crecimiento para la economía italiana, que se contraería un 1.9% este año, pero dijo que el déficit superaría levemente las proyecciones previas, a un 2.6% del Producto Interno Bruto frente a una estimación de un 2.4% en abril.

Los sismos en mayo en la región industrial de Emilia-Romagna reducirán las exportaciones y las manufacturas en el tercer trimestre, agregó el FMI.