Módulos Temas Día

Expansión del factoring permite a empresas alargar pago de facturas

Plazo promedio para cancelar a sus proveedores aumenta de 42 a 89 días.

Factoring

Factoring. (Foto: Difusión)

USI

La negociación de facturas electrónicas se está convirtiendo en un mecanismo de financiamiento que no solo beneficia a las pequeñas y medianas empresas (pymes) proveedoras, sino también a las grandes firmas deudoras de estos documentos.

Y es que gracias a la expansión que está experimentado el factoring en el país, estas compañías están alargando más el plazo del pago de sus obligaciones sin que esto signifique dejar sin capital de trabajo a sus proveedores.

Hoy los negocios que se dedican a la compra de facturas como firmas de factoring, fondos de inversión, banco u otros, acuerdan con la empresa deudora alargar el plazo original de pago de la factura, explicó Claudio Arciniega, gerente general de Cavali.

Así, ahora estas últimas, pagan sus facturas, en promedio, en 89 días, cuando antes lo hacían en 42, dijo.

En muchos casos la fecha de vencimiento (estipulada en la factura) no coincide con el día que realmente se paga.

Pero al convertirse la factura en un título valor con mérito ejecutivo puede generar algún problema a la firma deudora si no se cumple el plazo estipulado.

Para evitar esto, los compradores acuerdan postergar la fecha de pago y esa nueva fecha se registra en el sistema de Cavali.“Con esto ganan las tres partes, proveedores, inversionistas y deudores”, destacó Arciniega.

Las pymes porque venden sus facturas, tienen su plata desde el día uno y no destruyen su proceso de producción; el inversionista porque puede ser más paciente y esperar 80 días, dado que obtiene una mejor tasa, y también las firmas pagadoras porque tienen mayor plazo de pago, refirió Miguel Ángel Zapatero, gerente adjunto de Desarrollo de Negocios de la Bolsa de Valores de Lima (BVL).

Es por ello que más empresas están aceptando el factoring, pues se les hace más fácil alargar los plazos de pago sin perjudicar la liquidez de su proveedor, ya que este cobra su factura por adelantado, comentó Kenneth Bengtsson, gerente general de Efact.

facturas negociables

facturas negociables

USI

Incluso, el hecho de que la facturación sea electrónica agiliza más el desembolso del financiamiento. Explicó que cuando la factura electrónica es registrada en Cavali para ser negociada toda la verificación se realiza en línea.

Con ello, también hay mayor transparencia para que la pyme demuestre su capacidad de pago y solicite, después, créditos, anotó.

Crucial
Los ejecutivos coinciden en que será crucial la obligatoriedad del uso de la factura electrónica para masificar el financiamiento a través de la factura negociable.

Las empresas están invirtiendo para migrar a la factura electrónica, refirió Arciniega. Señaló que en la actualidad cerca del 70% del factoring es electrónico.

El número de emisores electrónicos en Perú creció un 72% en lo que va del 2018, pasando de los 216,628 emisores autorizados en el 2017 a los 372,324, según cifras de Sunat.

Más de 60,000 contribuyentes deberán sumarse a la factura electrónica a partir del 1 de marzo del 2019.

Cuando finalmente entre en vigencia la normativa de Sunat que elimina la factura física y solo se permite su emisión electrónica, el 100% de las transferencia vía factoring se registrarán en el sistema de Cavali (ICLV), afirmó Claudio Arciniega.

Tags Relacionados:

facturas negociables

factoring

Leer comentarios ( )