Washington (Reuters).- El subió en agosto debido a que los ingresos aumentaron a su mayor ritmo en seis meses, señales de que podría estar creciendo el impulso en la economía estadounidense, pese a varios meses de dura austeridad gubernamental.

Las familias estadounidenses gastaron un 0.3% más el mes pasado, en línea con la mediana de las previsiones de economistas consultados por Reuters, mostraron datos divulgados el viernes por el Departamento de Comercio. Los ingresos subieron un 0.4%, el mayor incremento desde febrero.

Incluso tomando en consideración alzas de precios y de los impuestos, los ingresos registraron el mayor incremento desde marzo. De hecho, la fortaleza en el gasto del consumidor también parece haber detenido un preocupante declive en la tasa de inflación.

Datos del mostraron que la tasa de inflación subyacente a 12 meses, que excluye los volátiles precios de la energía y de los alimentos, se ha mantenido mayormente estable desde abril. En agosto, la lectura fue de un 1.2%.