Las a las familias, sin considerar las ventas B2B (adquisiciones de empresas), bordearán los 1,500 millones de dólares al cierre del año, lo que representará un crecimiento de aproximadamente 20% respecto al 2011, proyectó el banco Scotiabank.

Dicha proyección se sustenta en la mejora de los ingresos de la población, considerando que el consumo crecería 5.8% en el 2012, señaló el analista del Departamento de Estudios Económicos del Scotiabank, Carlos Asmat.

También se sustenta en el mayor acceso al crédito teniendo en cuenta que los préstamos de consumo aumentarían 22% en el 2012; en el dinamismo del sector inmobiliario, que genera una demanda por el equipamiento de las nuevas viviendas; así como en la tendencia a la baja de los precios, producto de la innovación tecnológica.

Además, se sustenta en el lanzamiento de nuevos modelos de televisores, como los Smart TV con conexión a Internet, que impulsaría la línea marrón; y, en el incremento de la superficie de ventas por parte de cadenas especializadas y retail, en especial en provincias.

En lo que se refiere a la superficie de ventas, previó que continuará el dinamismo de la inauguración de nuevos locales, principalmente de supermercados y tiendas por departamento en el interior del país. Anotó que estos canales vienen creciendo en mayor medida que las cadenas de tiendas especializadas.

Así, mientras en el 2008 el 36% de las ventas de electrodomésticos eran canalizadas a través de supermercados y tiendas por departamento, en el 2011 dicho porcentaje subió a 46%, siendo los supermercados los que han ganado mayor cuota de participación, según Total Artefactos.