se ha convertido en la segunda región con mayor cantidad de usuarios informales en los servicios de Internet, revelaron estimaciones del área de Lucha contra la Informalidad de Telefónica. De los 92,000 usuarios de Internet en la región, se estima que el 35%, unos 32,000, son ilegales.

Entre los distritos de Arequipa con mayor índice de informalidad en el figuran Arequipa, Jose Luis Bustamante y Rivero, Yanahuara, Miraflores y Cayma, informó .

Asimismo, el uso informal de también se registra en esta ciudad, con 19,000 usuarios ilegales, convirtiéndola así en la novena en el ranking de regiones con mayores usuarios clandestinos e ilegales. De acuerdo a los datos de INEI, el MTC y el Osiptel, en Arequipa existen 20% de informales en TV por cable.

"El uso ilegal de la señal de TV por cable y del acceso a Internet, afecta la calidad del servicio y limita el acceso de los clientes formales, convirtiéndose en una barrera para futuros clientes. Por ello, Telefónica viene tomando acciones para combatir efectivamente el uso ilegal de ambos servicios", señaló JeanPierre Fort, jefe del área de lucha contra la informalidad de Telefónica.

Modalidades ilegalesCon relación a la piratería de , "no solamente existen usuarios clandestinos, sino incluso empresas bien constituidas que, para ahorrar costos, hurtan nuestra señal. Es decir, amplían su oferta de canales incluyendo algunos para cuya retransmisión no tienen derechos ni están legitimados", señaló Renzo Habich, Experto de la Jefatura de Prevención Jurídica de Telefónica.

En Internet existen clientes que se dedican a la reventa ilegal de este servicio a través de y que ofrecen planes por velocidades a distintos precios. "Esto es un peligro potencial y abre la puerta a más delitos por parte de ciberdelincuentes", añadió Fort.

Se estima que un revendedor puede tener, en promedio, 25 usuarios finales, que podrían ser víctimas de ciberdelitos, ya que estas conexiones irregulares son fácilmente interceptadas.

Impacto Telefónica señaló que, debido a esta situación, no solo la empresa registra menores ingresos, sino que se estima que el Estado deja de sobre una base de ventas de S/.36 millones al año, de los cuales S/.13 millones corresponden a informalidad por TV Cable y S/.23 millones por las malas prácticas en Internet.