Reuters.- Sony Corp planea cerrar un centro tecnológico en Tokio, que alberga un 8% de su fuerza laboral en Japón, en una de las primeras medidas concretas por parte de la firma electrónica y de entretenimiento para allanar el camino y efectuar 4,000 recortes de empleo.

La medida, que forma parte de una reestructuración que se desarrolla bajo el mando del director ejecutivo Kazuo Hirai, no había sido detallada previamente.

Sony cerrará el Shinagawa Technology Center, un edificio de 31 plantas que ha ocupado desde su construcción en 1998, dijo a Reuters un portavoz de la compañía. El personal, que asciende a 4,800 trabajadores, será reubicado.

La decisión tiene como objetivo reducir los costos y permitir a Sony avanzar más fácilmente en una reestructuración de sus negocios, dijo el portavoz.

Sony planea reducir su fuerza laboral global en 10,000 personas el 31 de marzo, entre ellas casi 4,000 trabajadores en Japón.

La firma dijo la semana pasada que esas reducciones incluyen el recorte de un quinto del personal de la sede a través de un programa de prejubilaciones y el cierre de una fábrica en Gifu, Japón, que elaboraba lentes para cámaras y teléfonos móviles.

El edificio de Shinjuku, ubicado a pocos pasos de la sede de Sony, es propiedad de Nippon Kowa Estate Real Steel, Sumitomo Life Insurance Co y Obayashi Corp.

Al trasladar al personal de bajo costo a instalaciones como su sede en las afueras de Atsugi, Sony espera principalmente poder reducir costos. La compañía tiene previsto anunciar sus ganancias trimestrales el 1 de noviembre.

"La medida debería ser un importante ahorro de costos para Sony", dijo Fred Takahashi, director ejecutivo de CBRE Japan, un proveedor de servicios de bienes raíces.

Sony completó la venta de su negocio químico a un banco estatal en septiembre, transfiriendo 1,800 trabajadores de su fuerza laboral.

Hirai se ha comprometido a revitalizar a Sony, centrándose en los juegos, imágenes digitales y dispositivos móviles a medida que avanza hacia nuevos negocios como dispositivos médicos.

Las acciones de la firma han caído un 43% desde que Hirai asumió el cargo.