Singapur/Pekín (Reuters).- El gigante petrolero y bancos chinos negocian invertir hasta 1.000 millones de dólares en un proyecto de energía limpia en Texas, en la que sería una de las incursiones más grandes de empresas chinas en el sector energético de Estados Unidos, informó el Wall Street Journal.

La compañía china pretende adquirir una participación y proveer financiamiento al Proyecto de Energía Limpia Texas con valor aproximado de 2,500 millones de dólares, que ha sido desarrollado por el Summit Power Group de Seattle, dijo el diario.

Además de Sinopec Group que es la compañía matriz de Sinopec Corp, también y están involucrados en negociaciones por el proyecto, dijo a Reuters una persona cercana a las tratativas. "Es un gran proyecto de cooperación internacional", declaró la fuente, que no quiso ser identificada porque no tenía permitido hablar con medios.

Sinopec Group no quiso hacer comentarios. Siemens y Linde no estuvieron inmediatamente disponibles para hablar al respecto.

Sinopec Group, PetroChina y CNOOC Ltdhan liderado las adquisiciones asiáticas en el rubro petróleo y gas en el extranjero, y en la primera mitad de este año los chinos han comprado por 5,100 millones de dólares, según datos de Thomson Reuters.

El fuerte interés de China en activos energéticos estadounidenses generó alarma entre algunos legisladores locales, que temen que eso pueda perjudicar intereses de la seguridad nacional del país.

Summit Power, que también está negociando con otros posibles inversores en Estados Unidos y Europa, está tratando de forjar un rol para los inversores chinos de manera que no interfiera con los acuerdos vigentes de ingeniería y construcción, indicó el periódico.

Un acuerdo entre Sinopec Group y Summit Power podría ser anunciado en setiembre, según el diario estadounidense.

A través del proyecto, Sinopec Group espera ganar experiencia en la inundación con dióxido de carbono proceso en el que el dióxido de carbono es inyectado en un reservorio de petróleo para incrementar la extracción del crudo, para más adelante utilizarlo en sus propias reservas, dijo la fuente, y agregó que el proyecto también es muy rentable para una inversión.

El Poryecto de Energía Limpia Texas será una instalación de gasificación integrada en ciclo combinado capaz de capturar entre 90 y 99% del dióxido de carbono, el dióxido sulfúrico, el óxido nitrógeno y el mercurio que produce.

El proyecto, que recibirá 450 millones de dólares en financiamiento federal, según el Departamento de Energía de Estados Unidos, estaría operando en el 2015.