Reuters.- Royal Dutch , la petrolera más grande de Europa, reportó el jueves sus ganancias anuales más bajas en al menos 13 años luego de que el desplome de los redujo sus utilidades.

Shell, cuyos accionistas aprobaron la semana pasada la adquisición de su rival BG Group, dijo que sus ganancias cayeron un 87% en el 2015 en una tasa interanual a US$ 1,940 millones, en línea con las estimaciones de los analistas.

La por costo de suministro (CCS) excluyendo ítems identificados, su forma preferida de medición de utilidades, bajó un 44% en el cuarto trimestre a US$ 1,830 millones.

El gasto de capital para todo el año de Shell fue de US$ 28,900 millones, US$ 8,400 millones menos que en el 2014. Se espera que el gasto de capital para el grupo Shell-BG llegue a US$ 33,000 millones en el 2016, una reducción del 45% desde su gasto combinado.

Shell vendió US$ 5,500 millones en activos en el 2015, dijo la compañía.