El abre sus puestas nuevamente luego que el invirtiera US$ 15 millones para su remodelación integral.

Para Beatriz Medina, gerente de atención al cliente, el objetivo del hotel es convertirse en un marca internacional de lujo. "(La idea es que) el pasajero sienta, al entrar a la habitación, que está en con una cama muy cómoda, las cortinas, los cuadros y el artesonado. Son presentaciones que no van a tener en otro hotel".

El Palacio del Inka, ubicado sobre Intipampa (parte del templo inca Coricancha), brinda los servicios de habitación, el restaurante, el bar, spa, una cava de vinos y gimnasio.

Tras la remodelación, el hotel cusqueño redujo sus habitaciones de 254 a 203. Ahora, cuenta con seis tipos: las superiores, habitaciones lux, junior suites, suites, senior suites y la presidencial.

Los clientes del Palacio del Inka Luxury Collection Hotel, en su mayoría americanos, pagan desde $650 por una habitación superior hasta $1,800 por la presidencial.