(Bloomberg).- Glencore está preparando el terreno para una posible fusión el próximo año con Rio Tinto, que daría origen al mayor grupo minero del mundo con un valor de unos US$ 160,000 millones.

Como paso preliminar, Glencore ha contactado a Aluminium Corporation of China (Chinalco), el principal accionista de Rio Tinto, para evaluar su interés en un acercamiento, dijeron dos personas que pidieron no ser identificadas porque el asunto es privado.

Las conversaciones con Chinalco, que controla alrededor de un 9.8% de Río, se llevaron a cabo en las últimas semanas, dijo una de las fuentes citadas por Bloomberg.

Los directivos de Río están muy al tanto del interés de Ivan Glasenberg, CEO de Glencore, en un acuerdo, que se ha puesto de manifiesto en ocasiones informales, dijeron las personas.

Sin embargo, no hay conversaciones en curso entre las dos compañías y no se ha hecho ninguna oferta formal. Es probable que ninguno de estos casos se dé antes de finales de 2014, y Glencore podría decidir no realizar una oferta, dijeron.

Consultados sobre este asunto, los portavoces de Glencore, Rio y Chinalco decidieron no comentar al respecto.